La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha confirmado la condena de 14 meses de prisión para un vecino de la ciudad herculina que mató a dos crías de gato en la calle.

Tal como recoge la sentencia, el día 24 de septiembre de 2018, en la zona de Eirís de Arriba, el acusado comenzó a golpear con el palo de una escoba a seis crías de gato, que vivían en una madriguera de la zona y eran alimentadas por los vecinos.

Un residente en el barrio le llamó la atención, ante lo que el condenado “incrementó la brutalidad”: cogió a dos de las crías por el rabo y, tras darles vueltas, las estampó contra el capó de un coche y hacia un tejado. Como consecuencia de los hechos, fallecieron.

El juez destaca además que el condenado no cesó en su comportamiento cuando le llamaron la atención, lo que prueba su “clara intención de seguir hasta que los gatos van falleciendo”.