Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indagan si funcionarios de una cárcel de Valencia ordenaron pegar a una subdirectora

La denunciante tenía que declarar al día siguiente sobre la actuación de tres trabajadores con un preso

Imagen de archivo de la entrada al centro penitenciario de Villena. | INFORMACIÓN

Imagen de archivo de la entrada al centro penitenciario de Villena. | INFORMACIÓN

La Guardia Civil investiga si una agresión denunciada por la subdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena fue promovida por funcionarios del centro con motivo de una información reservada abierta por Instituciones Penitenciarias, en la que la denunciante tenía que declarar ayer martes sobre la actuación de tres trabajadores para reducir a un preso con una enfermedad mental el pasado 16 de agosto.

La subdirectora de Seguridad ha denunciado ante la Guardia Civil que el pasado lunes, a primera hora de la mañana, fue atacada por cuatro personas cuando salía de su domicilio en Benidorm para ir a trabajar. Según la denunciante, dos de los asaltantes la sujetaron por la espalda mientras los otros dos la amenazaron y le dieron un puñetazo en la cara. «Mañana calladita», le dijo uno de los agresores.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias informó en un comunicado de que fueron «cinco o seis individuos encapuchados» los que rodearon y amedrentaron a la subdirectora de Seguridad cuando salía por la puerta de su domicilio. «Tres de ellos la sujetaron por detrás mientras otro le propinó dos fuertes golpes en la cara a la vez que la amenazaba con que mantuviera ‘la boca cerrada’ en la declaración» que tenía pendiente para ayer y que se llevó a cabo.

Esta investigación se inició a raíz de que la asociación «Tu abandono me puede matar» (TAMPM) denunciara a mediados de agosto que tres funcionarios de la cárcel de Villena habían resultado heridos al ser agredidos por un interno conflictivo. La subdirectora de Seguridad, encargada de la custodia de las grabaciones en el interior de la prisión, puso a disposición del juzgado y de Instituciones Penitenciarias las imágenes de este incidente.

Según recoge Efe, estas imágenes contradicen la versión de TAMPM y en ellas se ve al recluso, un interno que forma parte del programa de atención integral a enfermos mentales, que entra en su celda sin portar ningún objeto y que son los tres funcionarios los que, cuando vuelve a salir de su celda, le golpean con sus defensas de goma durante al menos tres minutos. Fuentes penitenciarias afirman que el parte médico del interno no reflejaba lesión alguna.

Antes de este incidente, la subdirectora ya había recibido amenazas por Whatsapp a través de un número oculto en un chat de TAMPM de A Coruña y lo puso en conocimiento de los inspectores, según Efe. La subdirectora, que es funcionaria del Centro de Inserción de A Coruña y está en comisión de servicio en la cárcel de Villena, ha denunciado también que el teléfono donde tenía los mensajes le desapareció el pasado viernes en el centro penitenciario

La Inspección de Instituciones Penitenciarias tomó declaración ayer en Villena a la subdirectora de Seguridad, a los tres funcionarios que redujeron al preso y a varios trabajadores más. Los funcionarios fueron interrogados por el uso de chalecos y defensas para reducir al interno y afirmaron que eran órdenes del director. Además les plantearon si tenían «algo que ganar» con la agresión a la subdirectora, a lo que respondieron que no.

Instituciones Penitenciarias y la delegada del Gobierno mostraron ayer su rechazo e indignación por el «brutal ataque». El secretario de Organización de ACAIP-UGT, Fran Mauri, explicó ayer en la puerta del centro que «son hechos condenables y repulsivos; nadie debe ser agredido por su trabajo». Por su parte, TAMPM niega cualquier relación con la agresión y condena cualquier acto violento frente a funcionarios, según el despacho jurídico Sánchez Navarro Abogados. CC OO lamentó los hechos y espera que se esclarezcan «por el bien de los trabajadores y de la institución».

Compartir el artículo

stats