Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Accidente marítimo

Accidente del ferri en Ibiza: «Pensábamos que era una avería hasta que escuchamos gritos de socorro»

Desde la cubierta pudo ver cómo la tripulación «rescataba a una o varias personas del agua con el bote salvavidas»

La tripulación del ferri prepara el bote salvavidas tras la colisión.

Shadi Ruiz, residente en Ibiza, y una de las personas que viajaba en el ferri de Baleària que sufrió el fatal accidente durante la noche del martes en el que R.G.S., que viajaba a bordo de la embarcación contra la que chocaron, falleció decapitado, explica que cuando el ferri se paró, los ocupantes pensaban «que se trataba de una avería».

«Estábamos a punto de llegar al puerto de Ibiza, a unos cinco o diez minutos, cuando escuchamos un golpe bastante fuerte y el barco se paró en seco», explica Ruiz. Un grupo de pasajeros se asomó a la cubierta para ver lo que pasaba y comprobaron que «salía como un líquido por debajo de la embarcación», por lo que pensaron que se había averiado. Instantes más tarde, el capitán les comunicó por megafonía a los pasajeros que tardarían un poco más en llegar a puerto debido a «problemas técnicos».

Ruiz relata cómo «de golpe, se empezó a escuchar a gente chillar desde el agua pidiendo auxilio» y vieron cómo la tripulación del ferri cogía el bote salvavidas e iba en busca de las personas. A continuación, empezaron a llegar más y más barcos y, gracias a los faros que enfocaban al lugar del accidente, pudieron ver cómo el bote salvavidas rescataba «a una o más personas del agua» [había poca visibilidad], así como trozos de embarcación flotando.

«Se alejaron un poco y no se veía mucho. Por lo visto faltaba alguien por encontrar y por eso no paraban de buscar», explica Ruiz, que grabó un vídeo en el que se puede ver el momento en el que la tripulación saca el bote salvavidas. Según explica el testigo, que volvía con un amigo después de pasar un día en Formentera, el ferri estaba «lleno» y tardaron en llegar al puerto una hora, más o menos.

El residente en Ibiza explica que en el momento en el que sacaron el bote salvavidas pensó que era una patera, ya que el domingo pasado, cuando volvía también de Formentera, en torno a las 23:00 horas, la Guardia Civil se encontraba en el puerto porque acababan de interceptar una patera con nueve migrantes a bordo.

Según otro testigo del accidente y empleado de una compañía de chárteres, J.I.V., el segundo tripulante de la embarcación siniestrada que fue trasladado al Hospital Can Misses tras el accidente con un cuadro de ansiedad, «es muy conocido en el puerto de Ibiza». «J.I.V. siempre está por aquí», destacó el hombre.

Compartir el artículo

stats