Los Mossos d'Esquadra han denunciado un conductor que circulaba por la C-260 en Girona con el maletero del coche medio abierto y dos niños dentro. Lo localizaron durante un control de tráfico dinámico en esta carretera, que une Figueres y Roses.

Los agentes vieron las piernas de los dos niños sobresaliendo del maletero y detuvieron el vehículo. Lo conducía un francés de 43 años que pasaba unos días de vacaciones a un apartamento de Roses.

Seis infracciones y 840 euros

Además, en los asientos posteriores del coche el hombre llevaba dos menores más de 3 años sin ningún sistema de retención infantil. Los agentes lo denunciaron para cometer hasta seis infracciones del Reglamento General de Circulación, que suman una multa de 840 euros.

Los hechos tuvieron lugar el martes de la semana pasada. Cuando el coche policial pasaba a la altura de Castelló d'Empúries, los agentes se fijaron en un coche blanco con matrícula francesa. Llevaba el maletero medio abierto y, en el interior, se veía claramente que habían dos menores sentados. Los Mossos pararon el coche enseguida. Lo conducía un francés de 43 años. En el asiento del copiloto, iba otra persona adulta. Y, en los dos asientos posteriores, había otros dos menores más sentados. En este caso, de 3 años. Ninguno de ellos, eso sí, llevaba un sistema de retención homologado.

Ls Mossos denunciaron al conductor francés y le interpusieron seis sanciones. En concreto, dos por circular con menores sin sistemas de retención, una para llevar más personas que plazas tenía el vehículo, dos más para llevar los dos niños dentro del maletero y, finalmente, la última por conducción negligente. En total, el importe de las sanciones asciende a 840 euros. Los ocupantes del vehículo estaban pasando unos días de vacaciones en un apartamento que habían alquilado a Roses.

Después de que los Mossos denunciaran el conductor, la persona que iba de copiloto hizo varios viajes para llevar los menores hasta el apartamento.