Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asesinato

Extraditado de Ibiza a Tailandia un hombre acusado de descuartizar a una mujer

El detenido metió el cadáver desmembrado de la joven en una maleta y la lanzó a un río en Tailandia | Tras su fuga, se dictó orden internacional y fue detenido en Ibiza.

Shane Looker, cuando fue detenido en Ibiza

Shane Looker, cuando fue detenido en Ibiza

El cuerpo desmembrado de la bailarina tailandesa de 31 años Laxami 'Pook' Manochat fue encontrado metido en una maleta junto con un perro muerto una semana después de su desaparición en noviembre de 2014. La maleta había sido lastrada con piedras y arrojada al río Mae Klong.

Las investigaciones posteriores de la policía tailandesa concluyeron que el presunto asesino era Shane Looker, británico de 51 años. Desde ese momento, sobre el presunto agresor pesaba una orden de búsqueda y arresto internacional. Pero no daban con él.

Hasta el 7 de junio de 2017, cuando finalmente fue encontrado y arrestado en Ibiza, donde al parecer es socio de un hotel. La Guardia Civil lo detuvo cuando salía de un taller de coches situado en el polígono del aeropuerto, y los agentes procedieron a su inmediata puesta a disposición del juez en Ibiza. El Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, a cargo del caso, ordenó entonces su ingreso en prisión provisional a la espera de su extradición.

Pero esa extradición no ha podido realizarse hasta ahora, ya que el detenido presentó una queja en el tribunal de Estrasburgo en octubre de 2019 para evitar ser juzgado en Tailandia. Sin embargo, en mayo de 2021 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) respaldaba la decisión de la Audiencia Nacional de extraditar a Shane Kenneth Looker. La prensa británica publica hoy que finalmente la pasada semana tuvo lugar la extradición así que el presunto descuartizador, que salió de Ibiza con destino a Tailandia, ya ha sido detenido por las autoridades del país asiático.

El crimen y la búsqueda internacional

Los restos de la joven tailandesa fueron descubiertos una semana después de su desaparición en un lugar del río situado a unos 100 kilómetros de distancia de Bangkok, en Kanchanaburi.

Looker desencadenó una persecución internacional tras ser identificado en las imágenes de una cámara de seguridad caminando de la mano con la fallecida poco antes de su muerte. Habían salido juntos del bar Rainbow 4 de la plaza Nana de la capital tailandesa el 1 de noviembre de 2014.

El Daily Star publica que las autoridades tailandesas han ofrecido las garantías exigidas por la legislación de la UE de que Looker no se enfrentará a la pena de muerte ni será maltratado.

El detenido siempre ha negado haber cometido el asesinato.

Compartir el artículo

stats