Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Terrorismo

Individuos recién llegados a Mallorca se jactan de ser yihadistas

Los imanes aseguran que no les consta la asistencia de radicales islámicos a sus templos

Patera interceptada en Cabrera.

Patera interceptada en Cabrera.

Los vínculos con el Estado Islámico no han quedado acreditados, aunque algunos individuos recién llegados se jactan de ello en pequeños círculos. Otros, en cambio, presumen de ser excombatientes en la Guerra de Siria. Estos grupúsculos han aflorado entre las decenas de migrantes llegados a Mallorca en las últimas semanas. No obstante, la Policía Nacional respondió ayer oficialmente que «no se tiene constancia de ningún dato que avale esta información».

Algunos de estos individuos se manifestaron en grupos muy reducidos como radicales en algunas mezquitas de la capital balear. Sin embargo los imanes desconocían ayer que hubiera en sus templos sujetos que se dedicaran a presumir de su supuesta afinidad con terroristas.

En este sentido, Francisco Giménez, responsable de la mezquita Ishan de Son Gotleu, aseguraba ayer desconocer por completo que hubiera personas que se jactaran de ser filoterroristas. «Es muy difícil de detectar», recalcó. No obstante, la pandemia del coronavirus ha hecho que la vida social en las mezquitas descienda vertiginosamente. «Antes la gente se quedaba más tiempo y traía comida. Ahora rezan y se van», señaló Giménez. Por su parte, Juan Peralta, imán de la mezquita Abderrahman de Pere Garau, expresó su sorpresa. «Es la primera noticia que tengo», indicó. La actividad en este templo musulmán se aproxima «al 70% de aforo», precisó.

De los últimos 70 llegados en patera desde Argelia a las costas mallorquinas, unos cuarenta guardan cuarentena por haber mantenido contactos con positivos por coronavirus. Una veintena fueron a la península, a través de la ONG Humania. Los nueve restantes se quedaron en Mallorca.

La inmensa mayoría de los migrantes llegó a Balears en pateras con la intención de estar de paso. Para muchos, su objetivo era llegar a Francia para disfrutar de los beneficios sociales que les proporciona a los Argelinos su antigua metrópoli.

Sin embargo, investigadores han detectado grupúsculos conflictivos que se han asentado en Palma. Los centros de internamiento están desbordados y la fiscalía, por tanto, no solicita esta medida. Las autorizaciones de viaje se encuentran muy restringidas y muchos de estos migrantes han optado por quedarse en la capital balear.

De Dellys a la montaña

En las últimas semanas también se ha registrado un cambio significativo de la procedencia de los migrantes argelinos llegados a Mallorca. Tradicionalmente, la inmensa mayoría procedía del puerto de Dellys. Sin embargo, varios de los últimos recién llegados procedían de la montaña. Algunos tampoco ocultaban su adicción a la droga.

El Ministerio del Interior aseguró ayer en un comunicado que hasta el momento «no se ha obtenido información alguna que determine la vinculación de los inmigrantes llegados a las costas de Balears con movimientos radicales». No obstante, investigadores se han topado con individuos que presumen de serlo.

Aina Calvo: «No se puede asociar la figura de una persona migrante con un terrorista»

La delegada del Gobierno en Balears, Aina Calvo, realizó ayer un llamamiento «a la tranquilidad» a la población de Palma ante la información aparecida el miércoles en Diario de Mallorca sobre la detección de individuos que presumían de su afinidad con radicales islámicos. «No tenemos constancia de que haya conexión entre las personas llegadas a Balears y el terrorismo islamista», abundó. La delegada del Gobierno en las islas también hizo hincapié en «no asociar la figura de una persona migrante con un terrorista». En este sentido, Calvo instó a ser «extraordinariamente prudentes y pulcros» para evitar conductas que deriven en xenofobia.

Por último, Aina Calvo resaltó los numerosos éxitos que jalonan las décadas de continua lucha contra el terrorismo. «Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siguen haciendo su trabajo y garantizan nuestra seguridad».

Compartir el artículo

stats