Los servicios de emergencia han localizado este mediodía el cuerpo sin vida de un menor en un embalse del municipio coruñés de Mazaricos. El niño, de unos 10 años, participaba junto al resto de sus compañeros de clase en una excursión del CEIP Fogar de Carballo en la presa de A Fervenza, y fue declarado desaparecido a las 12.30 horas de este martes. Después de haber practicado piragüismo, varios alumnos recibieron el permiso para volver al agua a bañarse. Durante un momento los responsables perdieron de vista al chico y cuando lo rescataron ya había fallecido.

En la excursión, en la zona del parque de aventuras de Naturmaz, participaban unos 40 alumnos acompañados por el director del centro, un cuidador y un profesor. En un momento dado, los responsables perdieron de vista al menor, que supuestamente se había caído al agua, y se pusieron en contacto con la central de Emergencias para solicitar ayuda. Los operadores del 112 Galicia alertaron a los servicios sanitarios, que desplazaron hasta el lugar el helicóptero medicalizado con base en Santiago, a Salvamento Marítimo, al Servicio de Guardacostas de Galicia, a la Guardia Civil, a los Bomberos de Santa Comba, al GES de Muros y a los miembros de Protección Civil de Mazaricos.

Una vez en el punto, los equipos de intervención le confirmaron al 112 que rescataron del agua el cuerpo del menor y que, desafortunadamente, pese a los esfuerzos del personal sanitario nada se pudo hacer por salvarle la vida.

Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil se encuentran al cargo de la investigación para aclarar lo ocurrido, aunque de momento se desconocen las circunstancias que rodean el incidente.

Condolencias

La noticia ha impactado a los vecinos del municipio de Carballo y el propio Gobierno local difundió un comunicado en sus redes sociales para trasladar su apoyo a los familiares del menor.

"Consternados por la noticia, en el nombre toda la corporación queremos hacer llegar las condolencias y la solidaridad del pueblo de Carballo a la familia del niño, aún sabiendo que no hay consuelo posible", lamentaron.