El auto judicial del caso de las pequeñas Anna y Olivia no deja lugar a dudas sobre las intenciones de su padre, Tomás Gimeno, cuando se las llevó el pasado 27 de abril: provocar un dolor "inhumano" en su expareja y madre de las dos niñas, Beatriz Zimmermann. A medida que transcurren los días, se desvelan nuevas informaciones sobre las últimas horas de los tres desaparecidos y ahora ha trascendido que, aunque el progenitor mantuvo en secreto su voluntad de asesinarlas, sí que compartió con su actual novia que no pretendía devolver a las dos menores. A pesar de la revelación, esta no lo denunció.

Gimeno mantenía en la actualidad una relación sentimental con la directora de un centro de idiomas al que acudía su hija Olivia a clases de alemán y, al llevarla a la escuela el mismo día de la desaparición, entregó a su pareja una caja que no debía destapar hasta la noche. Sin embargo, esta la abrió por la tarde y encontró en su interior dinero en efectivo y una carta en la que el padre de las niñas relataba su intención de sacarlas del país, según ha explicado el programa de Antena 3 'Espejo Público'. 

A lo largo de la tarde, Gimeno y su actual pareja estuvieron en contacto por teléfono y esta intentó disuadirlo de sus intenciones, al preguntarle cómo iban a vivir Anna y Olivia sin su madre, a lo que él contestó que se acostumbrarían. De acuerdo con esta información, la novia tuvo conocimiento de que el hombre no tenía intención de devolver a las pequeñas, pero no lo puso en conocimiento de las autoridades.

El hallazgo el pasado jueves del cuerpo de la pequeña Olivia, de seis años, a tres millas de la costa de Santa Cruz de Tenerife desmiente estas intenciones de Gimeno de sacar del país a las niñas, que, según el auto de la jueza, "se llevó a sus hijas para darles muerte de forma planificada y premeditada". 

Reanudan la búsqueda de Tomás Gimeno y su hija Anna en Tenerife Agencia ATLAS

El Ángeles Alvariño reanuda la búsqueda

Mientras siguen aflorando nuevas informaciones en torno a la desaparición de las pequeñas y la autopsia de Olivia arroja nuevos datos, el buque oceanográfico oceanográfico con base en Vigo, 'Ángeles Alvariño', ha reanudado la búsqueda de Anna y Tomás Gimeno tras solventar la avería que le había obligado a permanecer atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife desde el pasado sábado. 

El barco del Instituto Español de Oceanografía (IEO), equipado con un radar de barrido lateral y un robot submarino, sufrió este percance cuando realizaba rastreos en una zona más próxima al Puerto Deportivo Marina Tenerife, donde fue encontrada vacía y a la deriva la lancha de Gimeno el pasado 28 de abril, el día después de que se produjera su desaparición junto a sus hijas.

El delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, informó el pasado viernes de que la búsqueda de Anna y Tomás seguiría, al menos, hasta este lunes. Sin embargo, debido a este incidente técnico, el Ángeles Alvariño permanecerá varios días más.

Causas del edema de pulmón de Olivia

Al tiempo que el Ángeles Alvariño continúa su búsqueda, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Santa Cruz de Tenerife ha pedido este "prudencia extrema" respecto a las posibles interpretaciones del informe preliminar de la autopsia de Olivia. El edema agudo de pulmón "puede corresponder a multitud de causas de muerte" ha precisado la institución.

El Instituto subraya que el hecho de que la causa inmediata de la muerte haya sido "compatible con edema de pulmón agudo" no permite en ningún caso aventurar hipótesis como el ahogamiento o la inhalación de tóxicos. Señala, además, que estas interpretaciones "solo sirven para generar confusión y añadir más dolor a personas que ya están sufriendo bastante", sobre todo de la madre de las niñas, que, este domingo, plasmaba en una carta todo su sufrimiento.

La dirección de la institución destaca también que el informe preliminar "es eso, preliminar", y advierte de que las conclusiones “están pendientes de estudios químico-toxicológicos, biológicos e histopatológicos sobre las muestras tomadas".

Fuentes forenses han confirmado este lunes que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en su sede de La Laguna, que analiza los restos biológicos de la niña, estima que los primeros resultados de las pruebas, los correspondientes a los análisis químicos, no estarán disponibles hasta dentro de, al menos, dos semanas.

Indignación ante las palabras de un párroco

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha incoado diligencias de investigación para determinar si las manifestaciones realizadas durante los últimos días por el párroco Fernando Báez Santana en diversos medios de comunicación y en redes sociales sobre la desaparición de Anna y Olivia, que han provocado el rechazo de la mayor parte de la ciudadanía, merecen la calificación de infracción penal.

El polémico sacerdote grancanario atribuye el comportamiento de Tomás Gimeno a la "infidelidad" de la madre de las niñas Anna y Olivia, declaraciones que han sido desautorizadas y rechazadas por el Obispado de Canarias.

"La indignación social generada por tales manifestaciones y el común rechazo de que se han hecho acreedoras animan" esa decisión, indica la Fiscalía en un comunicado.

Muestras de apoyo

Este lunes a mediodía, multitud de ciudades han guardado un minuto de silencio en señal de apoyo a la familia de las pequeñas Anna y Olivia y de rechazo a cualquier forma de violencia machista. 

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) había emplazado a todas las entidades locales a que se concentrasen este lunes a las 12.00 horas frente a sus sedes en repulsa de la violencia machista y tras el suceso de las niñas de Tenerife, así como por los 41 niños asesinados desde 2013.

También la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha querido mostrar un mensaje de solidaridad y de participación en el "dolor colectivo", así como en la tristeza que estos días llena a Canarias.

Este pasado domingo, la madre de Anna y Olivia, difundió una carta en la que afirmaba que ellas son ahora dos ángeles que vinieron al mundo a enseñar una gran lección a costa de su vida, y pidió que su muerte no fuera en vano, sino que trascendiera en amor para los niños.