La Policía Nacional de Lugo detuvo ayer de madrugada a un hombre de 39 años por un delito de atentado, tras intentar arremeter con un cuchillo y con unas tijeras contra los agentes que se presentaron en el lugar después de que su familia advirtiese de que se había "vuelto loco" y que les había amenazado.

Tras este episodio, según informa la Comisaría Provincial, los actuantes consiguieron que lanzase por la ventana los objetos punzantes, tras lo cual fue agarrado y trasladado al servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA).

Su madre alertó a los agentes que su hijo se había "vuelto loco" y estaba rompiendo todo

Los hechos ocurrieron en torno a las 2.00 de la madrugada del domingo en el barrio Feijóo, cuando funcionarios de la Policía Nacional, en servicio de radiopatrulla, fueron alertados de un problema familiar en un domicilio de la zona.

Una vez en el lugar, los agentes se entrevistaron con la madre del ahora detenido, quien les explicó que su hijo se había "vuelto loco", estaba rompiendo todo e incluso amenazando a los convivientes.

En el momento en el que los actuantes se dirigieron hacia su cuarto, el hombre salió "semidesnudo, sangrando y con unas tijeras en la mano, con la intención de arremeter" contra ellos, según relata la Policía. Tras recular en un primer momento, se volvió a meter en la habitación para coger un cuchillo "con las mismas intenciones".

Después de hablar con él durante un tiempo, los agentes consiguieron que tirase los objetos por la ventana, a la que además estaba asomado mientras amenazaba con tirarse. Finalmente, consiguieron agarrarlo y trasladarlo al HULA.