La Guardia Civil detuvo a dos vecinos de O Grove, acusados de un presunto delito contra la salud pública al ser sorprendidos con más de medio kilo de cocaína en un control de carretera.

Los hechos sucedieron el pasado fin de semana en el transcurso de un punto de verificación de vehículos establecido por efectivos de la patrulla de seguridad ciudadana de Cambados en el puente de Barrantes, del municipio de Ribadumia.

Tres bolsas de cocaína

La actitud sospechosa de los dos ocupantes de uno de los vehículos que fue interceptado en el dispositivo propició que los integrantes del control realizasen una minuciosa inspección del turismo y en el registro del vehículo los agentes encontraron en la guantera tres bolsas de plástico que contenían 415 gramos de cocaína y 10.480 euros que guardaban en el interior de una riñonera que se localizó sobre los asientos traseros. El conductor llevaba consigo otros 105 euros en efectivo, que también fueron intervenidos.

Los dos ocupantes, que resultaron ser una pareja de 31 y 21 años, con domicilio en O Grove, fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Uno de los detenidos quedó en libertad en sede policial, y el otro, junto con las diligencias instruidas, la droga, el dinero y demás efectos incautados, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Cambados, que decretó su libertad provisional con cargos.