Cinco personas -tres hombres y dos mujeres-, todos jóvenes y vecinos de Vigo y Ourense, fueron rescatados sanos y salvos cerca de la una de la madrugada del domingo cuando la dorna en la que navegaban frente a A Borna, entre Meira y Domaio, en Moaña, se hundió.

Parece ser que la embarcación de recreo chocó contra una batea y sus ocupantes se pusieron a salvo en la mejillonera, mientras la embarcación se hundía.

Según informó ayer el Centro Integrado de Atención a Emergencias CIAE 112 Galicia, los cinco náufragos fueron rescatados por el helicóptero de Guardacostas Pesca I y trasladados al muelle de Domaio, aunque la intervención del Pesca I, que fue movilizado mientras hacía unas prácticas, se centró en dar cobertura desde el aire con las luces al rescate físico de las personas a través de otra embarcación particular que iba navegando también con los afectados. Esta embarcación los recogió y los trasladó al pantalán del puerto de Domaio.

Respecto al aviso de la emergencia, el 112 asegura que fue un particular quien informó de que la dorna en la que navegaban a medianoche se había hundido en una zona de bateas en Domaio. El Centro Atención a Emergencias CIAE 112 Galicia movilizó a los servicios marítimos y Guardacostas. La Guardia Civil también se movilizó por mar y tierra y la Policía Local de Moaña se desplazó hasta el muelle de Domaio en donde recibió a los náufragos . La patrulla confirmó que todos estaban en buen estado y no quisieron asistencia médica.

Hasta la zona también acudió, movilizada por el 112, la lancha de Salvamento "Salvamar Mirach" , con base en Cangas, que intentó recuperar, sin éxito, la embarcación siniestrada que finalmente se hundió junto a la batea.

Parece ser que los jóvenes regresaban de haber pasado el día en la playa y se dirigían hacia el muelle de Domaio en donde tenían los coches. La Guardia Civil no podía precisar ayer más detalles sobre el puerto base de la embarcación siniestrada.