La Guardia Civil ha desmantelado en Menorca dos laboratorios de fabricación de anfetaminas propiedad de un traficante que elaboraba la droga de forma artesanal, la comercializaba por internet y la enviaba a toda España por medio de empresas de paquetería. En la operación, bautizada como Erlenmeyer, se han intervenido 10 kilos de estupefacientes ya elaborados y 150 litros de líquidos y 26 kilos de productos químicos sólidos empleados en la fabricación de las drogas.

El primer laboratorio, descubierto a principios de semana, estaba ubicado en una vivienda del municipio de Alaior.

Al detener al dueño, los investigadores comprobaron que ejercía la misma actividad en otra instalación casera en otro municipio.