05 de marzo de 2020
05.03.2020
Faro de Vigo
Pederastia

Condenado a once años de cárcel por abusar de su hijastra durante un lustro

El hombre inició una relación sentimental y manipuló a la hija de su pareja con regalos y atenciones

05.03.2020 | 15:17
Condenado a once años de cárcel por abusar de su hijastra durante un lustro

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha ratificado la sentencia por la que la Audiencia Provincial madrileña condenó a once años de cárcel a un hombre que abusó de su hijastra durante cinco años, iniciando los abusos cuando la menor tenía 12 años. Según la sentencia del TSJM, los hechos se remontan a 2011 cuando el acusado, Raúl S.R, inició una relación sentimental con la madre de la menor.

Durante el tiempo que duró este noviazgo, el condenado se ocupó de las necesidades básicas de la hija de su pareja. Le preparaba el desayuno y la llevaba al colegio y al médico, y con todo ello y con regalos estableció una estrecha relación con la menor, que no podía apoyarse en su padres biológicos ya que eran alcohólicos.

En 2013 cuando Raúl S.R ya se había ganado la confianza de la víctima se produjo la primera relación sexual plena con la niña que tenía en ese momento 12 años. Los abusos se repitieron periódicamente en la casa que compartían y el coche del acusado hasta mediados de 2015 cuando la madre rompió su relación con el acusado.

Sin embargo, la víctima mantenía una gran dependencia emocional con Raúl S.R y consiguió volver a contactar con él y retomar las relaciones sexuales hasta septiembre de 2016.

Desde su primera declaración en sede policial, la menor mantuvo siempre de "manera firme y clara" que mantuvo relaciones sexuales con el acusado durante los aproximadamente cinco años en los que él convivió como pareja de su madre. Además, durante las primeras investigaciones la víctima dio muestras de tener una gran dependencia emocional hacia él acusado ya que afirmó que consentía dichas relaciones porque "eran novios" y porque "se sentía como una princesa" cuando estaba con él.

Durante la celebración del juicio y tras recibir asistencia psicológica, la menor aseguró que Raúl la había manipulado aprovechando su situación de superioridad sobre ella. Además, explicó que ella no consentía ni deseaba tener sexo con él y que aquellas situaciones se daban porque él "la obligaba psicológicamente".

Por todo ello, el TSJM en su sentencia ha ratificado la condena a Raúl S.R a once años de prisión por un delito de abuso sexual a una menor, una orden de alejamiento de ella durante doce años y libertad vigilada durante nueve, así como el pago de una indemnización de 10.000 euros a la víctima. E

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook