Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El narcosubmarino abre la escotilla

Cerca de la una de la madrugada y tras reflotar el batiscafo en el muelle de Aldán, la comisión judicial procedía al registro del artefacto y a trasladar la droga a Marín

El narcosubmarino, en el muelle de Aldán tras ser izado de madrugada. // Santos Álvarez

El narcosubmarino, en el muelle de Aldán tras ser izado de madrugada. // Santos Álvarez

La titular del Juzgado Número 1 de Cangas, Sonia Platas, dictó auto de prisión comunicada y sin fianza contra los dos ecuatorianos detenidos en relación al "narcosubmarino" que apareció hundido el domingo en Punta Couso, en la ría de Aldán, y del que se habían fugado junto a una tercera persona, todavía sin identificar y de la que se sospecha que es de origen gallego, incluso vinculada a la comarca de O Morrazo. La juez les imputa delito de tráfico de drogas en una cantidad de notoria importancia.

A la una de la madrugada y después de haber logrado izar el submarino al muelle de Aldán, tras más de quince horas de maniobras para reflotarlo,las fuerzas del orden accedían a su interior, con la presencia judicial, para hacer el registro y verificar la cantidad de droga. El semisumergible fue abierto con una radial y comenzaron a retirar los fardos de su interior, supuestamente de cocaína. La intención era trasladar la droga en dos furgonetas a Marín como también el submarino en un camión góndola.

Se esperaba que la cantidad de droga llegara a los 3.000 kilos de cocaína de los que se habló desde un principio por parte de la investigacion. Ahora hay que determinar a que clanes de la droga iba el alijo. En Galicia hay tres organizaciones muy fuertes, herméticas y con contactos con los carteles sudamericanos, una de las cuales podría ser la receptora.

43

Narcotráfico en Galicia: el narcosubmarino atraca en Aldán

Con respecto a los investigados, el fiscal especial Pablo Varela había solicitado también prisión para ellos. La jueza declaró secreto de sumario esta causa llena aún de demasiados interrogantes y con un tercer tripulante del semisumergible sin aparecer todavía. Los dos ecuatorianos, Luis Tomás B.M. y Pedro Roberto D.M. llegaron a los juzgados de Cangas en un coche de la Guardia Civil cuando faltaban cinco minutos para las 17.00 horas. Allí se acogieron a su derecho de no declarar, mientras en el muelle de Aldán se logarba, pasadas las doce de la noche, reflotar el semisumergible en el que supuestamente hicieron un viaje transoceánico, desde la Guyana, en la desembocadura el Orinoco hasta la costa de O Morrazo, con una cantidad importante de cocaína.

Pedro Roberto D.M. fue visto en la playa de O Foxo, antes de su detención, en compañía de otras dos personas. Los tres vestían trajes térmicos de neopreno. Tras percatarse de la presencia policial, estos tripulantes del "narcosubmarino" emprendieron la huida. Uno de ellos, Luis Tomás, trató de escapar a nado, pero fue capturado muy pronto por las fuerzas conjuntas de las Guarda Civil, la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera (DAVA), que vigilaban por tierra y mar la ruta del semisumergible.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado recogieron del agua a Luis Tomás. Estaba agotado y su cuerpo, incluido la cara y las manos, estaban cubiertas de hollín o algo parecido, que las oscurecía. No llevaba documentación y por lo tanto, como señaló el fiscal Pablo Varela, su situación en España era irregular. Las fuerzas y cuerpos implicados en esta operación localizaron también dos maletas y una mochila que contenía ropas y enseres de aseo. Los bultos se encontraba mojados y junto a ellos también se encontró un chaleco salvavidas manchado de aceite y una cuerda. La Guardia Civil y la Policía

Nacional encontró primero al ciudadano ecuatoriano que al semisumergible, que se estaba hundiendo a muy poca distancia del detenido.

Narcotráfico en Galicia | Y al fin 'descargaron' el narcosubmarino

Fuentes próximas a la investigación señalan que durante las maniobras de reflote del semisumergible se pudo confirmar que se transportaba una cantidad de cocaína aún por cuantificar. Del interior del "narcosubmarino" salieron a flote 4 fardos conteniendo 70 embalajes cuadrangulares de aproximadamente 1 kilogramo de una sustancia blanquecina, que después de los test realizados se comprobó que era cocaína.

Pedro Roberto D.M, cuyo segundo apellido coincide con el del primer detenido, fue localizado casi cuatro horas después de encontrar el semisumergible en el lugar de O Iglesario, en la parroquia de O Hío. Concretamente, era las 09.05 horas cuando Pedro Roberto fue detenido por una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil. En el instante de su detención, Pedro Roberto iba también vestido con un traje neopreno térmico completamente mojado. Su cara y sus manos se hallaban también manchadas también de negro, supuestamente debido a una sustancia negra que bien podía ser aceite u hollín.

Según fuentes de la investigación, el detenido no fue capaz en ningún momento de aportar ninguna explicación coherente en cuanto a los motivos de su presencia en la zona y en relación a su vestimenta. Igual que el primer detenido, Pedro Roberto carecía de documentación y su situación en territorio español también fue calificada como irregular. Ya en dependencias policías, Pedro Roberto manifestó que había abandonado su maleta en una playa próxima y que en su interior tenía ropa para cambiarse. Fue interrogado respecto a si alguno de los bultos localizados en la playa de Foxos era suyo; indicó que era el de color azul, en referencia a la maleta.

Nada sobre la tercera persona. La versión que más se deja escuchar es que la de que se trata de un vecino de O Morrazo, que solo así se explica la presencia de "narcosubmarino" en la zona. Se asegura que es el jefe en Galicia de los narcotraficantes y que subió a al semisumergible cuando éste llegó a tierras gallegas y que antes el aparato estaba gobernado por otra persona..

Compartir el artículo

stats