El juicio por el asesinato de Diana Quer ha quedado visto para sentencia después de que la defensa de José Enrique Abuín, alias el Chicle, haya expuesto sus conclusiones finales en el que ha sido la última jornada de un proceso que se ha extendido algo más de 15 días. El jurado, que ya se ha retirado a deliberar el veredicto, deberá decidir ahora cuál es el grado de culpabilidad del único acusado de un crimen que conmocionó a toda España.

Lo harán después de de escuchar a la abogada María Fernanda Álvarez y a José Enrique Abuín, el Chicle, que ha hecho uso de su derecho a la última palabra y, ante el jurado popular ha pedido vuelto a pedir a la familia Quer, tal como había ocurrido en el juicio por el intento de rapto en Boiro: "No tengo nada más que añadir a lo que dijo mi abogada, pedir nuevamente perdón", ha manifestado en la que ha sido la última de las intervenciones de una vista en la que han prestado declaración medio centenar de testigos y 40 peritos para tratar de aportar luz a un crimen cometido el 22 de agosto de 2016.

Los miembros del jurado dictarán un veredicto después de escuchar las más de dos horas que ha durado la intervención de la letrada que representa al Chicle y durante las cuales ha sostenido la idea de que el juicio celebrado en Santiago de Compostela no ha sido justo. Además, ha reiterado que José Enrique Abuín ni violó ni asesinó a Diana Quer: "No es inocente, es culpable, es el responsable de la muerte de Diana y la arrojó al pozo. Constituye un dolor infinito y permanente, pero eso no justifica la prisión permanente revisable. La intención del acusado al arrojarlo al pozo no era hacer daño a la familia ni ultrajar el cadáver, sino ocultarlo".

Juicio de Diana Quer | Las acusaciones piden la prisión permanente revisable

Las acusaciones piden la prisión permanente revisable // Agencia ATLAS

La letrada que represanta al Chicle, además, considera que las pruebas presentadas durante la vista no bastan para "lapidar" a un sospechoso y, sostiene que se han vulnerado los derechos fundamentales de José Enrique Abuín: "Han creado un monstruo, al que se ha privado hasta de nombre y apellidos", ha dicho.

"Se han montado una película de terror. Pedí que se desinfectasen ustedes y me reafirmo a la vista de lo vivido en esta sala de juicio", ha manifestado dirigiéndose al jurado antes de sostener que no ha habido un procedimiento justo: "No hubo igualdad de armas y se han vulnerado de forma sangrante los derechos constitucionales. Se ha retrocedido a la justicia medieval". También se ha referido a la falta de medios que padece la justicia gratuita: "No pude contratar a un grafosicólogo que con dos palotes diga que el acusado es un depredador sexual, ni contraté a un matemático, ni a quienes les rebatieran".

En este juicio, resalta, "primó lo verosímil sobre lo verídico, la intuición sobre la prueba, lo hipotético sobre lo real, cuando lo que hay que hacer es demostrar de forma rigurosa que la detuvo, que la violó y la asesinó. Por el contrario, el acusado ha tenido que defender su inocencia y la carga de todo el peso de la prueba recae sobre mi espalda".

Juan Carlos Quer convierte la última sesión del juicio de Diana en símbolo del Día Internacional contra la Violencia de Género

Juan Carlos Quer convierte la última sesión en símbolo del Día Internacional contra la Violencia de Género // Agencia ATLAS

"Parece que vale todo para castigar al monstruo que hemos convertido", ha explicado la abogada al jurado que, además, ha lamentado la falta de medios que padece la justicia en España: "Se ha diseñado todo para conseguir la prisión permanente revisable ante la penuria económica de la defensa y la falta de rigor de la investigación". "Es muy serio, se decide si una persona va cadena perpetua o no", ha rematado.

Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel, los padres de Diana y que se encuentran en Madrid para atender una vista sobre un caso judicial entre ambos, exigen para el acusado José Enrique Abuín Gey la condena a prisión permanente revisable por detención ilegal, asesinato alevoso y agresión sexual. La misma condena que solicita la Fiscalía que entiende que el modus operandi y las pruebas que "cazan las mentiras" del Chicle "comete el crimen por pura maldad".