04 de octubre de 2019
04.10.2019
Investigación

Encuentran los cadáveres de dos hermanos en una casa de Tenerife

La mujer se hallaba tendida en una cama, mientras que el varón apareció ahorcado dentro del domicilio

04.10.2019 | 08:46
Dos hermanos de 60 años aparecen muertos.

Los cadáveres de dos hermanos fueron encontrados en la tarde de ayer en el interior de su vivienda en el núcleo de Pedro Álvarez, en el municipio de Tegueste. Investigadores del Equipo Territorial de la Policía Judicial de la Guardia Civil del Norte de la Isla tratan de determinar qué ocurrió en la casa familiar.

Hacía varios días que los vecinos no veían a Marta y a Pedro en el Camino Los Barriales. Y, además, al aproximarse a su domicilio, detectaron que había un olor desagradable.

En ese momento saltaron todas las alarmas. Los ciudadanos avisaron a la Policía Local. Como la puerta de la vivienda permanecía cerrada, los agentes municipales activaron a bomberos del Consorcio de Tenerife del parque de La Laguna. Estos profesionales rompieron la puerta y facilitaron el acceso de las fuerzas de seguridad al interior.

En un dormitorio se hallaba el cuerpo sin vida de la mujer. Esta se encontraba tendida sobre una cama y tapada por una manta. Según varios indicios, esta persona podía llevar varios días fallecida, según las fuentes consultadas. En otra dependencia se encontró al hombre, que apareció ahorcado, y que supuestamente murió más recientemente.

Debido a dichas circunstancias, se activó el protocolo judicial. Una de las primeras hipótesis de trabajo que se barajó ayer por parte de los funcionarios del Instituto Armado fue que la mujer, que era la mayor de los hermanos, falleciera por muerte natural y que, posteriormente, el varón decidiera acabar con su vida. También se especuló con que el hombre hubiese matado a su hermana y se suicidara. Sin embargo, serán los resultados de la autopista que se realice a los cuerpos en el Instituto de Medicina Legal (IML) los que determinen las circunstancias reales que rodearon los fallecimientos.

Numerosos vecinos de la zona de Los Barriales y la propia alcaldesa, Ana Rosa Mena, confirmaron que Marta sufría problemas psiquiátricos desde que era una joven. De hecho, algunos todavía recuerdan que, en el transcurso de algunas crisis, salía caminando desnuda por calles de Pedro Álvarez.

No obstante, como explicó una mujer que reside en el núcleo, en los últimos años se encontraba más estabilizada y se apreciaba que estaba medicada.

Tanto Marta como Pedro siempre vivieron solteros en la casa de sus padres, una vivienda de dos plantas situada junto al barranco del lugar. Otras personas también atribuyen a Pedro un carácter difícil.

Durante muchos años se dedicó a atender las huertas heredadas de su padre en las inmediaciones de la zona de Solís, según relató otro hombre.

En la jornada de ayer, el Camino Los Barriales fue cortado parcialmente y únicamente los residentes en esa vía y familiares de las personas fallecidas pudieron acceder a las proximidades de la vivienda.

Tras ser precintada la casa por parte de la Guardia Civil de Tacoronte y la Policía Judicial, los integrantes del Laboratorio de Criminalística llevaron a cabo la inspección ocular y el informe fotográfico, que se inició a partir de las 21:00 horas.

En dicho proceso también estuvo la médico forense. Inicialmente se intervino con la mujer, que estaba en avanzado estado de descomposición. Unos 40 minutos después de que se iniciara la inspección se llevó a cabo el levantamiento del primer cuerpo.

Y tres cuartos de hora más tarde, aproximadamente, se procedió al segundo. Fuentes autorizadas de la Guardia Civil declinaron realizar manifestaciones sobre las circunstancias en las que ocurrieron ambas muertes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook