09 de septiembre de 2019
09.09.2019
Juicio en la Audiencia de Almería

Ana Julia, primera mujer que afronta prisión permanente por el crimen del pequeño Gabriel

Durante doce días participó en la búsqueda del niño, hasta que fue detenida con el cadáver en el maletero

09.09.2019 | 02:06
Ana Julia abraza al padre del niño durante la búsqueda. // Europa Press

El juicio contra la dominicana Ana Julia Quezada por el asesinato del niño de 8 años Gabriel Cruz, arranca hoy en la Audiencia de Almería. Un jurado popular juzgará el asesinato del pequeño, que conmocionó a toda España en febrero de 2018. La autora confesa de la muerte del único hijo de su entonces compañero sentimental, mantuvo una gran farsa pública durante los doce días empleados en la multitudinaria búsqueda del menor, hasta que fue detenida por la Guardia Civil con el cadáver envuelto en una manta en el maletero de su coche.

Ana Julia Quezada, de 48 años, es la primera mujer que se enfrenta en España a la prisión permanente revisable por asesinato con alevosía o ensañamiento y daños morales a los padres. Tanto la Fiscalía como los padres de la víctima que ejercitan la acusación particular suman la petición de otros 10 años de prisión por los daños morales causados a ambos progenitores. El primer condenado con el nuevo Código Penal fue el parricida de Moaña, David Oubel, que mató a sus dos hijas, Amaya y Candela, con la sierra radial en su casa el 31 de junio de 2015.

La primera sesión del juicio por el asesinato del "Pescadito", como llamaba su madre al niño, se celebra hoy e incluye la constitución del jurado y elección de sus once miembros. Después comenzará el interrogatorio de Quezada. Los padres del niño, su abuela y una prima menor de edad declararán a puerta cerrada, al acceder el tribunal al amparo solicitado por la familia como "víctimas de delitos violentos" y como respeto a la memoria del menor dada la gran expectación mediática.

En un escrito remitido a diversas instituciones, entre ellas el Consejo Audiovisual de Andalucía y la Fundación Europea por las personas desaparecidas QSD Global, han solicitado que se "eviten" informaciones relativas a los informes forenses de su hijo "que puedan dañar su imagen y ocasionar un dolor enorme a su seres queridos", así como un uso "responsable" de esta. Patricia Ramírez y Ángel Cruz han pedido, asimismo, que no haya "interferencias" que pudieran "cuestionar que se trata de un juicio justo y con todas las garantías", según rcoge Europa Press.

Como responsabilidad civil, la Fiscalía interesa que la acusada Ana Julia Quezada abone una indemnización de 300.000 euros para cada uno de los padres, en concepto de reparación por el daño moral causado y por el mismo delito la cantidad de 160.000 euros a la abuela paterna. También incluye el pago a los progenitores de 170.000 euros en concepto de lesiones psíquicas y secuelas y por los gastos médicos y farmacéuticos acreditados. La fiscal también pide el pago de 200.203 euros por los gastos generados en el amplio despliegue operativo de búsqueda.

La defensa interesa 3 años de cárcel por un delito de homicidio, al entender que no se produjo una acción planificada ni alevosa. Quezada sostiene que la muerte del niño fue un "accidente"

El menor desapareció la tarde del 27 de febrero de 2018 tras salir de la casa de su abuela en Rodalquilar para acudir a la casa de unos primos a jugar, momento en el que, según la investigación, se habría topado con la acusada, que lo llevó a la finca donde se produjo el crimen. Lo golpeó y asfixió con sus propias manos y enterró el cuerpo junto a una alberca. Doce días después fue detenida cuando trasladaba el cadáver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook