Un exceso de velocidad en una vía limitada a un máximo de 50 kilómetros por hora es la principal hipótesis que maneja la Guardia Civil de Tráfico como causa del brutal accidente de circulación ocurrido al filo de la medianoche del jueves para el viernes en la N-552 en Chapela (Redondela). El conductor y único ocupante de un turismo Audi A3 falleció después de que el coche acabase incrustado bajo el remolque de un camión estacionado en esa vía que une Vigo con el municipio redondelano. El vehículo quedó convertido en un amasijo de hierros y tuvieron que intervenir los bomberos del cercano parque vigués de Teis para excarcelar a la víctima, Juan Carlos R.M., que tenía 39 años y residía en Salvaterra do Miño.

Accidente de tráfico en Redondela: un muerto tras incrustar su coche bajo un camión

El siniestro ocurrió a las 23.55 horas. El "tremendo ruido" de la colisión alertó de inmediato a los vecinos. El automovilista perdió el control de su vehículo, se salió de la vía por el margen derecho e impactó contra la parte trasera de un camión aparcado en el arcén, a escasos metros de una parada de autobús. La violencia del choque provocó que el turismo quedase encajado bajo el tráiler. A la espera de una investigación más exhaustiva tras la inspección realizada, la Guardia Civil baraja como posible causa una velocidad excesiva para la configuración de esa vía, ya que el siniestro ocurrió en un tramo curvo a la izquierda y con limitación a 50 km/h. La batería del coche, según relataron testigos, acabó a 100 metros de distancia del punto del impacto y el motor también salió disparado.

Un amplio dispositivo de emergencia se trasladó al lugar. Junto a los agentes de Tráfico y los servicios sanitarios del 061, que no pudieron hacer nada por el hombre ya que falleció en el acto, hasta el punto fueron efectivos de la Policía Local de Redondela que regularon el tráfico durante las labores de excarcelación y los bomberos de Vigo, así como los de Porriño. Previamente, tras escuchar el "golpe seco" de la colisión, numerosos vecinos alarmados ya habían ido hasta allí. Pero, como explicaba Juan Gradín, uno ellos, el coche estaba "destrozado" y les fue "imposible" ayudar y prestar auxilio a la víctima en ese primer momento. Del momento de la colisión, vecinos contaban ayer que no escucharon ningún sonido de frenada, pero sí el "chirrido" de las ruedas y el posterior choque. Algunos apuntaban que de no estar el camión estacionado allí, el Audi A3 habría cruzado la valla que separa la N-552 de la AP-9.

Tras apuntalar el vehículo y aguardar a que la Guardia Civil realizase una inspección, los bomberos de Vigo rescataron el cadáver de la víctima. También, de forma previa, comprobaron que no hubiese más personas dentro del vehículo. Para proceder a la excarcelación, se localizó al dueño del camión para que acudiese allí y moviese unos metros su vehículo. Este hombre se mostraba consternado por lo sucedido.

Seguridad

SeguridadLos vecinos piden más seguridad en ese punto. "Es una zona limitada a 50 km/h, pero los coches y camiones pasan muy rápido, hay muchos accidentes de circulación, tendrían que habilitar algún paso de cebra para reducir velocidad porque los vecinos no tienen por dónde cruzar para acudir al colegio cercano o para ir simplemente al contenedor a tirar la basura", expusieron.

La misa por la víctima será esta tarde en la capilla del tanatorio Vigomemorial. A continuación, será incinerado.