06 de agosto de 2019
06.08.2019

El sospechoso del tiroteo de Ohio tenía una lista de gente a la que quería matar

El número de muertos en el suceso de Texas aumenta a 21, 31 en ambos ataques

06.08.2019 | 01:23
Concentración en Dayton, ayer. // Efe

EE UU todavía continúa conmocionado por la oleada de tiroteos que sufrieron durante el pasado fin de semana. El último de ellos, que tuvo lugar en Dayton, Ohio, causó 10 muertos y más de 26 heridos. El supuesto tirador, que fue abatido por los agentes tras disparar, llegó a tener una lista de gente a la que quería matar, según explicaron medios locales. Connor Betts, de 24 años había estudiado Psicología y en la madrugada del domingo llevaba una máscara, un chaleco antibalas, protección auditiva, municiones adicionales para su rifle de asalto calibre 223 y cargadores de gran capacidad.

Por otra parte, el número de víctimas mortales en la matanza de este sábado en un centro comercial de la localidad texana de El Paso asciende ya a veintiuna tras el fallecimiento de una mujer en el hospital en el que estaba ingresada. Las autoridades investigan el tiroteo de El Paso, ciudad fronteriza con México, como un caso de "terrorismo doméstico" y un "delito de odio" y van a pedir la pena de muerte para su autor.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó hoy que el responsable del tiroteo indiscriminado, un joven blanco de 21 años, fue el autor de un manifiesto publicado poco antes del ataque en el que critica "la invasión hispana de Texas". El Paso tiene cerca de 700.000 habitantes y, según datos del censo, más del 80 % de la población es de origen hispano. El centro comercial donde se produjo el tiroteo se encuentra muy cerca de la frontera con México y es muy popular entre los ciudadanos mexicanos como lugar de compra durante los fines de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook