20 de junio de 2019
20.06.2019

Condenado un futbolista por agredir a otro durante un partido en Vigo

El jugador, enfadado por una entrada previa en la disputa de un balón, asestó una patada, sujetó del cuello y arrojó al suelo al otro deportista

20.06.2019 | 02:42
Campo de fútbol de O Vao // P. Martínez

No son demasiado frecuentes, pero cada cierto tiempo en los juzgados de Vigo se celebran juicios por altercados y agresiones ocurridas entre jugadores en encuentros deportivos a causa de lances del juego. La última de estas vistas tuvo lugar ayer mismo en el Juzgado de lo Penal número 2, un procedimiento que finalmente se saldó con un acuerdo de conformidad. Un futbolista fue condenado a multa por golpear a otro en un partido disputado en la ciudad olívica hace algo más de un año.

Los hechos, según relataba la Fiscalía en su calificación, ocurrieron la tarde del 5 de mayo de 2018 durante un partido de fútbol en el campo de O Vao en Vigo. El acusado era jugador de uno de los equipos que estaba sobre el campo. El Ministerio Público cuenta que "enfadado" por una entrada previa que en la disputa de un balón le había hecho otro futbolista, fue detrás de él "y con ánimo de menoscabar su integridad física" le propinó una patada en la pierna izquierda.

La cosa no se quedó ahí. En el escrito se continúa relatando que el futbolista agredido, ante la situación vivida, fue a pedirle explicaciones al encausado. Fue en ese momento cuando este último volvió a reaccionar de forma violenta. Concretamente, sujetó a la víctima del cuello y lo tiró al suelo, "cayéndole además encima con todo su peso".

El encuentro deportivo que se disputaba en Vigo acababa así de la peor manera. Las lesiones sufridas por el futbolista fueron importantes. Además de un esguince en el tobillo izquierdo, los médicos que lo asistieron le diagnosticaron una fractura del tercio distal de la clavícula derecha. El herido, concreta el Ministerio Fiscal, tardó en curar 108 días que fueron calificados de "perjuicio moderado impeditivo". Como secuela, se añade, le quedó una molestia de carácter leve a consecuencia de la fractura de la clavícula.

Gracias a la conformidad alcanzada entre las partes, ya no fue preciso celebrar el juicio. La Fiscalía calificó los hechos de delito de lesiones del artículo 147.1 del Código Penal. Por ello, en su escrito provisional solicitaba la imposición de una pena de multa. El acusado carece de antecedentes penales.

En cuanto a la responsabilidad civil, la acusación pública demandaba que el responsable de la agresión indemnizase a la víctima con cuantías que sumaban casi 8.500 euros: 6.480 por los días que el perjudicado estuvo incapacitado para su trabajo habitual y 2.000 más por las secuelas que le quedaron. No trascendió, sin embargo, si esta cuantía quedó de esta manera en el acuerdo de conformidad o si se produjo alguna variación en la cantidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook