17 de junio de 2019
17.06.2019

Amigos del detenido por el crimen de Salceda piden su libertad y dicen que no estuvo allí

Jürgen Wilfried Karau, el Alemán, lleva una semana ingresado en prisión comunicada sin fianza

17.06.2019 | 02:03
Jürgen Wilfried Karau, el Alemán // Ricardo Grobas

Varias decenas de amigos se concentraron ayer al mediodía en Salceda de Caselas para reclamar la puesta en libertad de Jürgen Wilfried Karau, el Alemán, el joven de 29 años detenido el pasado fin de semana como sospechoso de la muerte a puñaladas de Soufian Mraha, de 24 años.

Los organizadores del acto sostienen que es inocente y que aquella madrugada del 8 de junio el detenido no estuvo en la zona de copas de Salceda donde tuvo lugar la agresión y que nadie "pudo verlo allí", ya que regresó a su casa sobre las 3 de la madrugada. El crimen de Soufian tuvo lugar sobre las 5,45 horas de la madrugada.

La Guardia Civil cuenta con la versión de al menos un testigo que identificó al agresor sin ningún tipo de dudas. La investigación, no obstante, sigue abierta. Los amigos de Jürgen han anunciado que se concentrarán todos los fines de semana hasta que se aclare lo ocurrido o salga en libertad.

Crimen de Salceda: uan seman en prisión

El varón de 29 años de origen alemán detenido tras la muerte de Soufian Mraha fue enviado a prisión provisional -comunicada y sin fianza- el pasado 10 de junio después de varias horas de declaración en el juzgado de O Porriño.

El detenido, que fu trasladado hasta el cuartel de Pontevedra de la Guardia Civil para su posterior traslado al penal de A Lama, negó los hechos a su salida de los juzgados tras más de cinco horas de declaración: "Soy inocente, no, no, no", aseguró.

Con el supuesto autor de los hechos ya entre rejas de forma preventiva, la investigación judicial por el crimen de Salceda de Caselas se centrará ahora en desvelar las causas y el contexto en el que tuvieron lugar los hechos del pasado sábado.

Soufian sufrió tres heridas de arma blanca en el costado izquierdo si bien tras la práctica de la autopsia que tuvo lugar en el Hospital Nicolás Peña de Vigo se desvelaron otras agresiones como varios golpes en la cara, si bien estos eran de carácter leve.

El joven de origen marroquí había salido de fiesta con sus amigos cuando por causas que todavía se busca aclarar -si bien algunos testigos precisaron que fue por la caída de una copa-, se inició un forcejeo en el que se vieron implicados la víctima y su presunto agresor que se trasladó al exterior del local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook