11 de junio de 2019
11.06.2019

El sospechoso del crimen del joven apuñalado en Salceda fue identificado por fotografías

El hombre defendió su inocencia tras cinco horas de declaración: "¡No, no, no!"

11.06.2019 | 01:53
Jurgen W. niega a la salida de los juzgados su implicación en los hechos . // Ricardo Grobas

Rubio, alto, ojos claros... La descripción coincidía con los rasgos de Jurgen W., pero fueron unas fotografías las que terminaron por señalarle. Los testigos que declararon tras el crimen del joven Soufian Mhara en la madrugada del sábado en la zona de ocio de Salceda lo identificaron a través de una serie de fotografías ya en el cuartel de la Guardia Civil. Este rotundo reconocimiento fotográfico pudo ser el principal argumento que llevó a la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de O Porriño, en funciones de guardia, a decretar su ingreso en prisión provisional sin fianza. La sala le atribuye la comisión de un presunto delito de homicidio, si bien todavía se encuentra a la espera de realizar nuevas diligencias.

La salida del sospechoso -conocido por el sobrenombre de "El Alemán"- del juzgado se dilató durante casi seis horas, más de 360 minutos en los que presuntamente y a tenor de los gestos que profirió al abandonar la sede judicial, negó su implicación en los hechos. Jurgen W., ya esposado, con un cigarrillo en la boca y el auto que lo enviaba a prisión en la mano, defendió su inocencia negando con sus dedos y balbuceando: "¡No, no, no!". A las puertas lo esperaba su familia, cuya madre quiso despedirse lanzándole unos besos al vehículo camuflado de la Guardia Civil para su posterior traslado al penal pontevedrés de A Lama.

Además del paso a disposición judicial de Jurgen W., que según fuentes próximas al caso, carece de antecedentes penales, la sala instructora también tomó declaración a otros testigos, ya que si bien en un primer momento se creyó que se trababa de una rueda de reconocimiento, fuentes próximas a la investigación lo descartan.

Armado

Hasta el momento pocos datos han trascendido sobre los avances en la investigación. La familia de Soufian sostenía este pasado domingo a preguntas de FARO que el sospechoso del crimen ya había salido de su casa con el arma. "No entendemos como un chico para pasárselo bien sale armado de su casa. Le tocó a Soufian como pudo tocarle a cualquier otro", declaraba un portavoz de la familia Mhara.

Sus impresiones semejan no ir desencaminadas de la investigación. Y es que de las pesquisas se desprende que tanto víctima como presunto agresor no se conocían ni tenían relación previa así como que el investigado portaba de forma habitual una navaja, arma que podía corresponderse con la del crimen.

Soufian Mhara falleció a consecuencia de las tres cuchilladas que recibió tras protagonizar una discusión con otro varón en un conocido pub de la comarca pontevedresa. La discusión sobrepasó las puertas del local de ocio y fue en la calle donde llegaron a las manos. Tras asestarle los navajazos, el agresor huyó del lugar, una de las esquinas próximas a la Plaza Maior, y a pesar de la intervención de testigos, Policía Local y sanitarios del 061, nada se pudo hacer por su vida. Más de nueve horas después, el único sospechoso del homicidio fue detenido en su vivienda por efectivos del Instituto Armado, que tenían vigilado el domicilio para cuando este volviese, presuntamente, del trabajo.

Ya por la tarde de esa misma jornada, los investigadores regresaron a la casa del sospechoso para practicar un registro, todo apunta que para intentar localizar el arma del homicidio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook