22 de mayo de 2019
22.05.2019

Detenido un matrimonio de Ribadumia que 'robaba' luz para una plantación de marihuana

La Guardia Civil confiscó más de 450 plantas y les imputa delitos contra la salud pública y más de 50.000 euros de defraudación de fluido eléctrico

22.05.2019 | 01:00
Parte de las plantas de marihuana intervenidas en Ribadumia. // G.C.

La Guardia Civil de Cambados ha detenido a un matrimonio por un supuesto delito contra la salud pública y otro de defraudación del fluido eléctrico tras descubrir en el interior de una vivienda de Ribadumia una plantación de marihuana. Los agentes intervinieron unas 450 plantas en distintos estados de crecimiento y más de 40 aparatos eléctricos para el cultivo y crecimiento de la marihuana.

Las dos personas detenidas, un varón de 48 años y su esposa, de 43, residen en una casa contigua al inmueble deshabitado donde se localizó la plantación en la denominada "Operación Molar"

En el registro, los agentes comprobaron que las estancias del inmueble se habían acondicionado con lámparas de mariposa, ventiladores, transformadores de luz, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución del estupefaciente. Los agentes intervinieron también unos dos kilos de marihuana envasada al vacío, en 15 bolsas dispuestas para la venta; 20 transformadores eléctricos, 15 focos halógenos y seis lámparas, además de varios ventiladores, macetas y fertilizantes. En el domicilio de los detenidos la Guardia Civil localizaron 5.000 euros en efectivo y documentación con supuestas anotaciones del control de ventas.

Tanto el inmueble donde se localizó la plantación como el domicilio de los detenidos se encontraba enganchado al suministro eléctrico "de forma ilegal" para abastecer la plantación, según informa el Instituto Armado, por lo que al matrimonio detenido también se les imputa por un delito de defraudación del fluido eléctrico.

Los investigadores descubrieron que el suministro eléctrico "había sido manipulado y se había derivado la toma de electricidad hacia la toma general del alumbrado público para evitar que el elevado consumo y la excesiva potencia eléctrica fuera detectada por la compañía suministradora del servicio", una defraudación que superaría los 50.000 euros.

Los detenidos pasaron a disposición judicial en Cambados y quedaron en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook