10 de mayo de 2019
10.05.2019
Nuevo golpe al lavado de dinero del narcotráfico en Galicia

La Audiencia Nacional imputa a "O Parido" por blanqueo y registra dos despachos de abogados

García-Castellón deja en libertad con cargos a la pareja del narco cambadés, a su exmujer y al hijo de ambos -La declaración de Fernández Cores por videoconferencia se aplaza

10.05.2019 | 01:52
Registro en el chalé de la familia de "O Parido" en Sisán. // Noe Parga

El narcotraficante arousano Juan Carlos Fernández Cores, "O Parido", también figura en la relación de investigados por presunto blanqueo de dinero en la Operación "Arco". El capo está en prisión, cumpliendo condena por tráfico de drogas y por blanqueo, pero eso no ha impedido que haya continuado con los negocios ilícitos. Esa es al menos la tesis de la Policía Nacional que esta semana ha estallado la operación "Arco" en distintos puntos de Galicia y Portugal, bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

De hecho, "O Parido" figura como principal investigado de la presunta trama, a la que se han intervenido bienes por valor de tres millones de euros. El narco cambadés contaría con la colaboración de una decena de personas para lavar el dinero procedente del tráfico de drogas. En la operación se registraron dos despachos de abogados, uno en Portugal y otro en Pontevedra que llevan asuntos del clan liderado por Fernández Cores. Los investigadores buscaban documentación sobre las sociedades y bienes patrimoniales de la familia.

Entre la decena de supuestos colaboradores detenidos, se encuentran su actual compañera sentimental, su exmujer y el hijo de ambos. Los tres fueron detenidos en O Salnés y puestos a disposición judicial en la mañana de ayer. El magistrado Manuel García-Castellón los dejó en libertad provisional, aunque se mantiene para ellos la condición de investigados -antiguos imputados-, al tiempo que se les han impuesto una serie de medidas cautelares para evitar una eventual fuga o la destrucción de pruebas. Los investigados se acogieron a su derecho a no declarar.

Los otro siete arrestados, incluidos dos abogados, ya habían quedado en libertad policial, a la espera de que sean llamados a declarar en el juzgado otro día. También tendrá que testificar el propio "Parido", que no ha sido detenido en esta ocasión puesto que ya está en la cárcel, cumpliendo condena. Estaba previsto que declarase ayer desde el penal de Topas, en Salamanca, y mediante videoconferencia, pero finalmente la testifical se aplazó por problemas técnicos en el sistema de videoconferencia.

La operación "Arco" estalló esta semana contra una presunta trama vinculada a Juan Carlos Fernández Cores, "O Parido", un narcotraficante de Cambados que fue condenado a trece años y medio de cárcel por un transporte de cuatro toneladas de cocaína en 2009, y a algo más de dos por blanqueo.

El martes se practicaron diez detenciones, entre ellas las de los tres familiares de "O Parido", que son su exmujer, el hijo de ambos y su actual compañera sentimental. Los dos primeros asistieron al registro que se llevó a cabo en el chalé de Sisán (Ribadumia), que fue en su día el domicilio familiar de Fernández Cores.

Además de las detenciones, la operación del Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional y de la Policía Nacional ha significado la intervención de bienes patrimoniales por valor de tres millones de euros. En el desarrollo de los registros domiciliarios se encontraron también dos armas de fuego.

Según las investigaciones, "O Parido" y su entorno seguirían blanqueando a través de una red de sociedades, una de las cuales incluso era la propietaria de un centro comercial en el sur de la provincia de Pontevedra, y en el norte de Portugal. "O Parido" pasó de ser uno de los lugartenientes de Manuel Abal Feijóo, "Patoco" a liderar una potente organización de narcotransportistas tras la muerte de éste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook