10 de marzo de 2019
10.03.2019

"¿Por qué dedo quieres que empiece a cortar?"

10.03.2019 | 03:25
Los bomberos apagan las llamas del coche donde obligaron a las víctimas a introducirse. // N.P.

Atadas, amordazadas, encapuchadas y amenazadas durante siete horas mientras tres asaltantes -que se hicieron pasar por guardias civiles para que les abrieran la puerta- picaban las paredes y los suelos de la vivienda en busca de un botín que no habrían encontrado. El violento asalto al chalé de un narco arousano en la urbanización de O Rial en Vilagarcía en noviembre de 2013 está ya próximo a juicio en la Audiencia de Pontevedra. Las víctimas son la mujer de José Ramón Dorgambide Casais, considerado lugarteniente de David Pérez Lago, que no estaba en casa pues cumplía 7 años de prisión, y la empleada de hogar.

Atadas a una columna con las manos a la espalda, los acusados empezaron a exigir a las mujeres, en la nave a la que las trasladaron, que dijeran donde tenían el dinero o que si no las mataban. R.J.E., según la fiscal, puso una pistola en la cabeza a la esposa de Dorgambide y le enseñó una foto de su hija diciéndole que la iba a descuartizar. También cogió un cuchillo, le estiró la mano y preguntó: "¿Por qué dedo quieres que empiece a cortar?

Finalmente la mujer indicó dónde tenía dinero. Los acusados, entonces, se alternaban en ir al chalé, en donde revolvieron las distintas estancias, rompieron cajas de electricidad de un dormitorio, picaron el suelo del garaje y se apoderaron de joyas y dinero, según el relato de la Fiscalía. En concreto la víctima denunció el robo de 3.000 euros y varios relojes de lujo. Después los asaltantes volvieron a recogerlas a la nave y las llevaron al chalé de O Rial, donde las dejaron maniatadas. La mujer logró liberarse poco después y avisar a su familia y a su abogado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook