La acusación particular personada en el caso por la muerte violenta de la joven Diana Quer en la comarca coruñesa del Barbanza ha presentado su escrito de conclusiones provisionales para la apertura de juicio oral, en el que pide prisión permanente revisable para "El Chicle", considerado como autor de los hechos. Así lo han confirmado fuentes del proceso, que asume en defensa de la familia el abogado Ricardo Pérez-Lama.

En el documento, sostiene este letrado que José Enrique Abuín, "El Chicle", encarcelado en régimen de prisión preventiva, habría violado a la joven, además de secuestrarla y asesinarla.

El letrado reclama indemnizaciones para sus allegados por un importe de 300.000 euros y una orden de alejamiento por una distancia no inferior a un kilómetro. Además, insta a que el acusado no pueda comunicarse con el entorno de la fallecida durante un período diez años superior al de la pena que se le imponga.

De este modo, se le atribuye un delito de detención ilegal, otro de agresión sexual y uno de asesinato y alude a estos dos últimos para exigir la prisión permanente revisable.

Diana Quer salió el 22 de agosto de 2016 a una fiesta en A Pobra do Caramiñal, donde veraneaba con su madre y su hermana menor Valeria, y ya nunca regresó. Su supuesto verdugo, el Chicle, pasó a disposición judicial un primero de año, el de 2018.

Será procesado por los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal y se supone que contra la libertad sexual.

El móvil de la chica fue descubierto el 27 de octubre de 2016 bajo el puente de Taragoña, por el que tuvo que pasar en ese recorrido en vehículo, y una empresa israelí ubicada en Munich logró desbloquearlo en julio de 2017.

"Me estoy acojonando", puso en un mensaje la adolescente, porque alguien esa noche la llamaba y le decía "Morena, ven aquí", cuando ella emprendía el camino de vuelta a casa, el que nunca completó.