"Espero y confío en que tengamos justicia". Así de esperanzado se muestra Juan Carlos Quer tras la providencia del Juzgado de Instrucción 1 de Ribeira que da por concluida la investigación por la desaparición y muerte de su hija Diana, cuyo rastro se perdió en A Pobra do Caramiñal en agosto de 2016 y cuyo cuerpo fue localizado, tras la detención de José Enrique Abuín Gey, "El Chicle", a finales de diciembre de 2017.

La finalización de la instrucción se ha adoptado tras recibirse los informes que quedaban pendientes y teniendo en cuenta que, según el magistrado de Ribeira, no quedan más diligencias de investigación por practicar, con lo que el caso estaría listo para la apertura de juicio oral, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El magistrado ha dado traslado a las partes para que insten lo que estimen oportuno respecto a la apertura de juicio y formulen los escritos de acusaciones provisionales. El paso siguiente es la convocatoria de la audiencia preliminar que contempla la Ley del Jurado y para la que de momento no se ha puesto fecha.

El pasado mes de septiembre, la Audiencia Provincial de A Coruña aceptó en un auto, a petición de las partes, la realización de una revisión y ampliación del informe de autopsia de la joven, cuyo cadáver se encontró en una nave abandonada de la parroquia de Asados, en Rianxo, tras 500 días sumergido en un pozo.

La acusación particular, que ejercita la familia de Diana Quer, solicitó en su momento que otro experto analizase el informe de la autopsia practicada por el antropólogo forense Fernando Serrulla, así como las fotografías e indicios recogidos, y redactase un nuevo documento desde su punto de vista experto, para otorgar una mayor garantía al proceso.

La autopsia realizada en la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal en Galicia, ubicado en Verín, determinó que la joven había muerto por estrangulamiento, aunque ni las pruebas físicas ni las muestras remitidas al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid pudieron determinar o descartar que Diana Quer hubiese sufrido una agresión sexual, debido al deterioro del cuerpo.

A la espera de que se celebre el juicio el único acusado, José Enrique Abuín Gey, "El Chicle", permanece en prisión provisional desde que el 1 de enero de 2018 reconoció ser el autor de la muerte de la joven ante las fuerzas de seguridad.

Abuin Gey fue detenido en diciembre de 2017 tras el intento de secuestro de una joven de Boiro, que fue auxiliada por dos jóvenes cuando "El Chicle" la metía en el maletero de su coche. La descripción que aportaron tanto del agresor como de su vehículo precipitó el arresto de Abuín Gey que ya era sospechosos. Él mismo llevó a la Guardia Civil a la nave de Asados donde ocultó el cadáver en un pozo de agua.