08 de febrero de 2019
08.02.2019

Un cangués hiere a su pareja con un machete, se da a la fuga y lo detienen en Xinzo de Limia

La víctima presentaba un corte entre la oreja y el mentón y una herida punzante en la zona renal - La agresión se produjo en presencia de su hija de 10 años y de una amiga

08.02.2019 | 02:11
Policía Local y Guardia Civil custodian el edificio donde se produjo la agresión. // Gonzalo Núñez

Un nuevo episodio de violencia de género sacudió ayer a Cangas. Ocurrió a las 14.15 horas. Un hombre, vecinos de Cangas, de 55 años de edad, Juan Carlos G.N., atacó ayer con un machete a su pareja, India N.V.C.D., de 32 años de edad y de nacionalidad venezolana, en el interior del domicilio que compartían, en el número 78 de la calle San José, y en presencia de la hija de la víctima, de 10 años de edad. Tras darse a la fuga fue detenido en Xinzo de Limia (Ourense) a las 18.00 horas.

El agresor utilizó un machete -arma que todavía no había aparecido- para provocarle un corte de cinco centímetros entre la oreja y el mentón, además de una herida punzante en el riñón. Fue evacuada por una ambulancia del 061 al centro de salud de Cangas y con posterioridad al Hospital Álvaro Cunqueiro, donde fue operada de urgencia y permanecía grave pero estable, según confirmaron fuentes de la investigación. Las heridas en cuello y espalda no afectaron a órganos vitales, a pesar de que en el momento de llegar la Policía Local al lugar de los hechos la víctima sangraba de forma abundante.

El hombre se dio a la fuga en un Renault Laguna de color oscuro y fue localizado en la salida de la autovía A-52, en Xinzo de Limia (Ourense) a las 18.00 horas por una patrulla de Guardia Civil de Trasmiras. Según distintas fuentes, el vehículo en el que huyó el agresor fue localizado a través de las cámaras que hay en la autovía y sobre las 15.30 horas ya fue visto entrando en la provincia de Ourense.

A las 14.15 horas de ayer, una llamada a la Policía Local de Cangas alertaba de que un hombre había atacado a una mujer con un machete y que la víctima sangraba abundantemente. Su voz era temblorosa y teñida de dolor. La patrulla de la Policía Local no tardó ni dos minutos en llegar al lugar de los hechos. La víctima estaba en el dormitorio, donde se produjo la agresión, cubierta de sangre. Allí se encontraba también su hija de 10 años y una amiga de la agredida que, según fuentes de la investigación, también fue amenazada por Juan Carlos G.N., pero consiguió huir dirigiéndose hacia la cocina del domicilio, según manifiestan fuentes de la investigación.

Patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil recorrieron las carreteras de Cangas y de la comarca persiguiendo al agresor. Agentes municipales incluso acudieron a una casa en Rodeira, de la que es dueña la madre del agresor, por si hubiese decidido refugiarse allí. Pero el resultado de esta búsqueda también fue negativo, como también una llamada a la Policía Local de Cangas en la que se señalaba que el vehículo se encontraba cerca de un centro comercial situado entre Cangas y Moaña.

Juan Carlos G.N. era conocido de la Policía Local de Cangas. Fue parado en varias ocasiones en controles antidroga y alcoholemia, donde dio positivo, y no tenía profesión conocida. La pareja hacía meses que se había trasladado a vivir al número 78 de la calle San José.

Concentración

Por otra parte, el Concello de Cangas decidió convocar para hoy una concentración de repulsa por la "agresión machista" que tuvo lugar ayer. Esta movillización tendrá lugar delante del Concello de Cangas, a las 12.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook