La Guardia Civil detuvo un vecino de A Guarda al que sorprendieron cuando realizaba un butrón en un edificio contiguo desde el que pretendía acceder al establecimiento comercial. Los hechos sucedieron el pasado miércoles, cuando se recibe una alerta a través del 062 acerca de unos ruidos que provenían del interior de un inmueble.

Una patrulla de seguridad ciudadana se desplazó al lugar de los hechos donde pudieron detener al vecino. Tras realizar las comprobaciones en el inmueble, localizaron la existencia de dos butrones: uno en la pared medianera con la frutería y otro en el techo.

El individuo, que según ha explicado la Guardia Civil a través de un comunicado "era ampliamente conocido por su historial delictivo". Fue trasladado a las dependencias del Puesto de la Guardia Civil de A Guarda donde "se ultimaron las diligencias policiales por presunto delito de tentativa de robo con escalo". El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº1 de Tui, que decretó prisión provisional comunicada y sin fianza.