11 de enero de 2019
11.01.2019
MUERTE VIOLENTA EN VIGO

Detenido el hijo menor del anciano hallado muerto a golpes tras contradicciones en su declaración

Las pesquisas se centraron desde un principio en el círculo familiar de la víctima -El arrestado acudió hasta en dos ocasiones a las dependencias policiales para dar su testimonio

11.01.2019 | 09:13

La Policía ha detenido al hijo menor de octogenario asesinado en Sárdoma en el curso de la investigación del crimen que ha conmocionado a la ciudad olívica. Las pesquisas se centraron desde el principio en el círculo familiar de Manuel Alonso Pontillón, de 81 años, cuyo cadáver fue hallado el lunes con varios golpes en la cabeza, los pies atados y envuelto en bolsas.

A lo largo de la jornada de ayer, distintas personas de su entorno -familiares y amigos- prestaron declaración en comisaría.

El hijo menor del fallecido acudió hasta en dos ocasiones a las dependencias policiales para dar su testimonio. Ante las contradicciones de su relato se procedió a su detención. En las próximas hora podría pasar a disposición judicial.

Los agentes guardan total sigilo sobre los avances de la investigación con el fin de esclarecer la relación del arrestado con el crimen.

Las contradicciones enredan la investigación

Agentes de la Policía Científica regresaron ayer al domicilio de la víctima en Sárdoma en busca de pistas que permitan esclarecer el crimen, dónde tuvo lugar el ataque, y reconstruir las últimas horas del fallecido. Se tomaron varias muestras durante el registro de la vivienda, en el que estuvieron presentes una de las hijas del octogenario y su marido. Además, varios agentes peinaron el trayecto que supuestamente habría realizado Manuel entre el hipermercado Alcampo y su casa.

Mientras, en comisaría se tomaba declaración de forma oficial a una decena de familiares y vecinos de la víctima, entre ellos el hijo pequeño de Manuel Alonso, que reside en una vivienda en la misma finca familiar que su padre y que finalmente fue detenido. 

Las numerosas contradicciones en las versiones de los testigos y familiares dificultaron inicialmente las pesquisas.

Testimonios

Álvaro, uno de los vecinos que encontro el cuerpo del octogenario Manuel Alonso oculto en un regato de Sárdoma el pasado lunes, asegura que alguien se acercó al cadáver mientras ellos avisaban a la Policía: "Cuando volvimos le habían quitado las cañas de encima".

Expone que el cadáver de la víctima estaba maniatado y también un cinturón le sujetaba los pies. "Creí que le habían acuchillado pues tenía mucha sangre en un costado", concluye.

Durante el hallazgo, Álvaro estaba acompañado de su ti, Manuel Villar. Este explica que tras contar la noticia de que habían encontrado el cadáver del anciano, "al hijo se le veía como si no hubiera hecho nada".


Un cadáver con golpes en la cabeza, los pies atados y envuelto en bolsas

El cuerpo de Manuel Alonso Pontillón fue hallado el pasado lunes en una zona boscosa junto al río Eifonso, afluente del Lagares, a 600 metros de su domicilio. Sin embargo, ese no fue el lugar donde fue atacado. Ni tampoco su vivienda. La Policía apenas encontró sangre en el domicilio pese a los fuertes golpes que presentaba el cadáver.

La fecha del fallecimiento también es una incógnita: aunque en principio se barajaba el 26 de diciembre, algunos vecinos aseguran haberlo visto con vida a principios de enero.

La autopsia reveló fuertes golpes en la cabeza en un cuerpo que apareció con los pies atados con un cinturón, envuelto en bolsas y trapos y cubierto de "muchas" cañas y rastrojos.

Una muerte violenta que ha causado estupor entre los vecinos de Vigo, ciudad que en apenas 48 horas registró tres fallecimientos trágicos por distintos motivos y en un radio de apenas cinco kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook