05 de enero de 2019
05.01.2019
Investigación policial

Los acusados de una violación múltiple en Alicante pudieron haber violado al menos a otras dos mujeres

Prisión provisional para los arrestados, a los que intervinieron un vídeo de la agresión sexual múltiple

05.01.2019 | 09:44
Los acusados de una violación múltiple en Alicante pudieron haber violado al menos a otras dos mujeres

Los cuatro jóvenes de 19, 21, 22 y 24 años acusados de la violación múltiple de una chica de 19 años en Callosa d'en Sarrià durante Nochevieja, a la que drogaron previamente, pasaron parte de la noche de fiesta en Benidorm, localidad donde al parecer comenzaron los abusos. La víctima no recuerda con detalle lo ocurrido aunque la Guardia Civil intervino a uno de los detenidos un vídeo que recoge la agresión sexual denunciada por la joven. La investigación continúa abierta, ya que los agentes sospechan que los detenidos podrían haber protagonizado al menos dos situaciones idénticas más con otras dos mujeres y no descartan que la cifra de afectadas pueda aumentar. Uno de los acusados tiene antecedentes por violencia de género y abusos sexuales a una menor.


Los cuatro detenidos, todos ellos españoles de origen ecuatoriano, fueron conducidos el viernes por la Guardia Civil al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de La Vila Joiosa, en funciones de guardia, y a última hora de la tarde se acordó prisión provisional sin fianza para todos ellos, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia. La medida fue solicitada tanto por la Fiscalía como por el abogado de la acusación particular, Francisco González Fernández. Los detenidos han sido acusados de un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Uno de los detenidos, de 22 años, ya tenía antecedentes por violencia de género y abusos sexuales a una menor. Asimismo, durante la investigación del caso de Callosa la Guardia Civil localizó a otra mujer que sufrió abusos sexuales el pasado octubre presuntamente por este mismo joven y ha presentado una denuncia.

Esta nueva 'manada' de presuntos agresores sexuales fue detenida por agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Callosa d'en Sarrià tras ser alertada la mañana del día de Año Nuevo por una familiar de uno de los arrestados. Al parecer la mujer bajó sobre las 13 horas y vio a una joven desnuda de cintura para abajo en la planta baja o sótano de una vivienda de Callosa d'en Sarrià.

Según la Guardia Civil, cuando llegaron los agentes encontraron a una mujer en estado ebrio y posiblemente bajo los efectos de alguna droga porque no era capaz de saber dónde se encontraba y dónde vivía, ni tampoco recordaba lo sucedido en las últimas horas. Los testigos sorprendieron a uno de los detenidos subiéndose los pantalones y a otro de ellos recostado encima de la víctima mientras abusaba de ella.

Dada la gravedad de los hechos detuvieron a tres de los cuatro implicados que aún estaban en la vivienda y poco después arrestaron al cuarto sospechoso.

La víctima se quejaba de dolores en sus partes íntimas y fue trasladada de urgencia al Hospital Comarcal Marina Baixa en La Vila Joiosa, donde fue reconocida por personal médico y se le ofreció atención psicológica.

Una copa tras otra

Fuentes próximas al caso señalaron que la víctima conocía a dos de los ahora detenidos y estuvieron tomando copas en diferentes lugares antes de dirigirse a una casa de campo. Primero estuvieron con ella en Benidorm y sobre las cinco de la madrugada le propusieron a la joven ir a casa de un conocido de la madre de ella en la localidad. Ella accedió y, tras tomar varias copas en el domicilio, ya no recuerda nada de lo ocurrido. No obstante, parece que los abusos ya comenzaron en dicho domicilio de Benidorm, donde uno de los inquilinos se dio cuenta y puso fin al encuentro.

A continuación se marcharon a Callosa d'en Sarrià, donde estuvieron en un local de una vivienda unifamiliar habilitado para la fiesta de Nochevieja. Los investigadores creen que durante el tiempo que estuvieron en Benidorm fue drogada, que cuando acudieron a esta vivienda de Callosa ella apenas podía andar sola y que siguieron bebiendo hasta que acabaron agrediéndola sexualmente sin que pudiera ofrecer resistencia. En la casa había más personas, que habrían asegurado que no vieron nada de los hechos denunciados. De hecho, fueron las que dieron la voz de alarma inicial.

La agresión sexual múltiple fue grabada por uno de los participantes y, aunque no llegaron a difundirla en redes sociales, cuando fueron detenidos la Guardia Civil descubrió el vídeo en uno de los terminales de telefonía móvil incautado a uno de los presuntos violadores. El vídeo tiene una duración de unos cinco minutos y es «repugnante», según las fuentes consultadas por este diario.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil del Equipo de Policía Judicial de La Vila Joiosa y del puesto de Callosa d'en Sarrià.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook