21 de diciembre de 2018
21.12.2018

La jueza sitúa a un abogado de Vigo al frente del alijo de 64 kilos de heroína de Caldas, uno de los mayores de España

La magistrada de Instrucción 1 de la ciudad olívica cierra la investigación y propone que la causa se siga contra doce investigados

21.12.2018 | 22:20

Un abogado con despacho en Vigo que estudió la carrera en la cárcel mientras cumplía condena por un alijo de droga en 2007, estaría al frente de la organización que trató de introducir en Galicia un camión con 64 kilos de heroína valorado en 2,8 millones de euros –considerado uno de los mayores alijos de este tipo de droga a nivel nacional y europeo en los últimos años– y que fue apresado en una nave de Caldas de Reis en agosto de 2017, según el auto con el que la magistrada de Instrucción 1 de Vigo cierra la investigación judicial y propone la apertura de juicio oral.

La jueza acuerda que la causa se siga contra doce personas, incluida la estructura de origen búlgaro que cayó. La jueza, a tenor de lo investigado, considera al abogado Manuel E.M. una pieza clave de la organización como "principal ideólogo, responsable y financiero" junto con el hostelero vilanovés Juan Jesús V. P., quien como su mano derecha llevaría el peso directo de la operación. Ambos coincidieron en prisión hace más de una década condenados por alijos distintos, y guiarían y coordinarían entre 2016 y 2017 a los otros cinco gallegos investigados en la causa. Primero con intención de introducir grandes transportes marítimos de cocaína, que se frustraron al ser estafados en Colombia, y de forma paralela los 64 kilos de heroína. Un transporte terrestre organizado con un grupo búlgaro y abortado por la unidad contra el crimen organizado de la Policía Nacional, Greco Galicia, cuando se descargaba en una nave de Caldas de Reis.

La magistrada ha acordado que la causa se siga contra doce personas, entre ellas los presuntos miembros de la "estructura de origen búlgara" que presuntamente "preparó y materializó" la llegada a España de la heroína proveniente de Europa, por si los hechos que les imputa fuesen constitutivos de delitos de integración en grupo criminal y de tráfico de drogas.

La jueza considera que hay indicios suficientes para considerar a dos de los sospechosos, uno de ellos un abogado con despacho en Vigo, los líderes de la supuesta organización delictiva gallega.

En el auto indica que, "indiciariamente", ha resultado acreditado que ambos investigados, en coordinación con el resto de detenidos, "actuaron de forma conjunta y guiados por el común interés de obtener un beneficio económico" con el objetivo de materializar distintas operaciones de introducción de drogas, tanto cocaína como heroína, en España.

Para ello, apunta que actuaron "en conjunción con otros grupos y organizaciones internacionales o, al menos, individuos situados fuera de nuestro país". La instructora también sostiene que ambos, de acuerdo con el resto de investigados, a excepción de los ciudadanos búlgaros, prepararon "la introducción en España de una importante cantidad de cocaína" procedente de Colombia.

La magistrada indica que los sospechosos llegaron a entregar unos 160.000 euros a su contacto en Latinoamérica, pero fuero "engañados". No obstante, según el auto, intentaron continuar con la operación y buscar otro proveedor, todo ello con el objetivo de introducir cocaína en Galicia por vía marítima.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo ha dado por finalizada la investigación y ha dado traslado al Ministerio Fiscal para que formule escrito de acusación, solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que excepcionalmente pueda solicitar la práctica de diligencias complementarias que se consideren imprescindibles para formular la acusación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook