26 de mayo de 2018
26.05.2018

Traen a una mujer de Honduras y la esclavizan como empleada en un chalé

La pusieron a trabajar como empleada doméstica en Asturias: jornadas de más de doce horas y sueldo de 300 euros

26.05.2018 | 21:16
Zona de Asturias en la que esclavizaron a la mujer de Honduras.

La Policía Nacional ha resuelto un caso de trata de seres humanos en un chalé de Soto de LLanera (Asturias). El pasado 23 de mayo, agentes del grupo I de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Asturias procedieron a la detención de un matrimonio extranjero por los delitos de trata de seres humanos, favorecimiento de la inmigración ilegal y contra el derecho de los trabajadores, consiguiendo asimismo la liberación de la víctima, una mujer procedente de Honduras que había sido introducida en el país junto a su hija.

Una testigo denunció la situación

La operación se inició gracias a la denuncia de una testigo, que manifestó que, desde el mes de septiembre del año 2017, conocía a una chica de Honduras que trabajaba como empleada del hogar interna en un chalé de una urbanización de Soto de Llanera, quien le habría relatado que, con la ayuda de sus empleadores, entró en España junto con su hija de 8 años en agosto del pasado año y desde ese momento ha venido sufriendo una situación personal y laboral que consideraba denigrante, rozando la esclavitud.

Este matrimonio habría favorecido la inmigración fraudulenta desde Honduras a España de la mujer y su hijo menor de edad, facilitando para ello, entre otros, dinero para sufragar los gastos del viaje. Para eludir los controles fronterizos, las perjudicadas se habrían hecho pasar por turistas. Pero el propósito era quedarse y residir en España.

Los investigados también tendrían desde el principio conocimiento de la situación de especial vulnerabilidad de las víctimas; ya que conocerían de la situación familiar y económica que sufrían en Honduras y la situación de irregularidad, y por ende de indefensión, en la que quedarían en España una mujer y su hija menor.

Condiciones laborales rozando la esclavitud

Las cantidades abonadas a la víctima por el trabajo realizado serían sensiblemente inferiores a lo que deberían haber abonado conforme a la legislación en esta materia: el salario mínimo interprofesional (SMI) mensual para 2018, de 735,90€.

Asimismo, habría estado sometida a horarios excesivos, de más de 12 horas diarias, comenzando la jornada a las 7 de la mañana y finalizando sobre las 22 horas.

De su escaso sueldo de 500€, el matrimonio le detraía 200€ para el pago de deuda los primeros meses; y en los últimos dos meses no le habrían abonado ningún tipo de sueldo. La mujer tampoco fue dada de alta en la Seguridad Social, por lo que no tenía tampoco ningún seguro médico.

Atendiendo a las conductas descritas, se desprende que habría un tránsito entre Honduras y España en el que mediaría el pago de una deuda, unas condiciones pactadas que resultarían engañosas, así como la recogida en el aeropuerto de entrada, traslado hasta Asturias y alojamiento. Además, de inmediato habría existido una relación laboral con unas condiciones de trabajo gravosas, excediendo los horarios y percibiendo salarios muy por debajo de lo estipulado en los convenios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook