La Policía Judicial suspende tras doce horas el registro en la propiedad de la familia de la pareja de Sonia Iglesias. Los efectivos han centrado los trabajo en una parcela cercana al cementerio de San Mauro (Pontevedra), peinando el terreno además con un georradar. Inspeccionaron también un pozo y una foca séptica.

La finca sería propiedad de la familia de Julio Araújo, con quien Sonia Iglesias tuvo un hijo que hoy tiene ya 15 años. En ella convivieron la mujer y el que desde el primer momento fue el principal sospechoso del caso. El registro se realizó en presencia de Araújo, si bien fuentes de la investigación apuntan que no está detenido. La causa, que fue archivada por la Audiencia, ha sido reabierta. El hombre abandonó el lugar por su propio pie y la vivienda quedó sin vigilancia, ya que los trabajos no continuarán mañana.

La Policía realizó una parada para comer pasadas las 14.00 horas, pero el registro se retomó por la tarde. También había abandonado la vivienda Julio Araújo, que tras el receso volvió con los agentes y algunos de sus familiares.

Sigue la búsqueda de Sonia Iglesias

Diligencias secretas

El Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra, especializado en Violencia sobre la Mujer, reabrió el caso de Sonia Iglesias en unas diligencia secretas sobre las que se ha trabajado en los últimos tiempos, aunque no haya trascendido hasta ahora. De momento no hay detenidos, apuntan fuentes judiciales, aunque el que fue principal sospechoso de la desaparición de Sonia estuvo presente en el registro de la casa.

Por su parte, el TSXG ha explicado a Europa Press que la juez entiende que en estos momentos no puede facilitar ningún tipo de información porque puede afectar de forma negativa a la causa.

14

Desaparición de Sonia Iglesias: buscan su cuerpo en Pontevedra

Desde agosto de 2010

Sonia Iglesias tenía 38 años cuando desapareció el 18 de agosto de 2010. Su pareja sentimental y padre de su hijo, Julio Araújo, fue imputado inicialmente y más tarde desimputado al no hallarse ninguna prueba contra él. La juez que instruía la causa explicó en su momento que "practicadas las diligencias que se estimaron pertinentes para el esclarecimiento de los hechos denunciados" se derivó de las mismas la existencia de "datos que permitían sospechar de la participación de Julio José Iglesias Araújo en los hechos investigados", por lo que el compañero sentimental de Sonia Iglesias fue llamado a declarar como imputado. Sin embargo, el auto matizó que "dichos datos no constituyen indicios sólidos para acordar la continuación del procedimiento contra el mismo, por lo que se estima procedente decretar el sobreseimiento provisional de las actuaciones" y su archivo.

La búsqueda de Sonia Iglesias es una lucha que está a punto de cumplir ocho años. Un tiempo durante el que el caso ha atravesado diversos momentos clave.

La familia no se ha cansado de pedir justicia en todo este tiempo. Los allegados de la desaparecida siempre han mantenido que solo habría un responsable de la desaparición. La hermana de Sonia Iglesias ha apuntado esta misma mañana en televisión que Julio Araújo sigue siendo el principal sospechoso para la familia de la desaparecida: "Es un mentiroso compulsivo". También ha indicado que el hijo de Sonia y Araújo, que tenía 9 años en el momento de la desaparición y ahora tiene 16, vive con su padre.

"No necesitamos suerte, sino Justicia y que aparezca el cuerpo", afirman fuentes de la investigación. En este sentido apuntan que en los últimos años se han avanzado muchas pistas. "Nos hemos estrellado tratando de seguir alguna, pero siempre hemos seguido adelante; la invstigación no ha cejado en ningún momento y no pararemos hasta que se encuentre", resaltan.

12

Concentración por Sonia Iglesias