Un adolescente "en forma y sano" que fue enviado a su casa después de que en el hospital le diagnosticaran estreñimiento fue encontrado muerto en su cama 24 horas más tarde.

Jack Dunn, de 17 años, había visitado a su médico de cabecera después de sufrir fuertes dolores de estómago y luego fue enviado a las Urgencias del Hospital Royal Glamorgan, en el sur de Gales, informa el Daily Mail.

Después de hacerle pruebas para diagnosticar el estreñimiento, el equipo médico le recetó laxantes y le envió a casa con la recomendación de que procurase descansar. Al día siguiente fue encontrado muerto en su casa en Rhondda, Gales del Sur, por su padre, Keiron.

De acuerdo con la autopsia, Jack murió de una afección llamada cetoacidosis, una enfermedad que causa una acumulación de acidez en la sangre.

Keiron Dunn dijo que su hijo sufría tanto que "apenas podía caminar", pero los médicos estaban "desconcertados" por lo que le sucedía. "Como Jack apenas podía respirar, el médico pensó que probablemente era ansiedad porque se habría puesto nervioso por estar en el hospital", declaró el progenitor al rotativo.