Síguenos en redes sociales:

"Nos olvidamos de las víctimas", dice la madre de las niñas de Moraña

Rocío Viéitez, exmujer de David Oubel, único condenado en España a prisión permanente revisable, inicia una campaña contra su derogación

David Oubel. // Rafa Vázquez

David Oubel es el único condenado a la pena de prisión permanente revisable, la versión europea de la cadena perpetua. En julio de 2015 asesinó a sus hijas, Candela y Amaia, con una rotaflex en su casa de Moraña (Pontevedra). En los últimos días se ha apuntado la posibilidad de que se solicite también la prisión permanente revisable para el presunto asesino de Diana Quer, el coruñés José Enrique Abuín Gey, "El Chicle", pero esa pena está ahora pendiente de un hilo, después de que el Congreso aprobase en octubre pasado una petición del PNV para eliminarla. Será el Senado el que decida en febrero si se confirma esa derogación, algo harto difícil. No obstante, la madre de las niñas de Moraña, Rocío Viéitez, está promoviendo una campaña contra la derogación, que ha cosechado ya 5.000 firmas en papel y otras 12.000 en "change.org".

"Creo en la reinserción, pero en este afán de ser 'correctos', de 'mente abierta', 'tolerantes' y 'democráticos', nos olvidamos de la parte que permanece callada: las víctimas", indica la mujer. Y se pregunta: "¿Acaso la ley debe proteger mejor y dar más amparo al delincuente que a la víctima? ¿La libertad de uno significa la pérdida de libertad del otro? La reinserción está en manos del condenado a prisión permanente revisable y en su capacidad de poder volver a ser útil a la sociedad y demostrar que no reincidirá en delitos. ¿Por qué la prisión permanente revisable se considera más gravosa?". Y también se pregunta, respecto a su exmarido: "Una persona que comete un delito de esta índole, ¿qué otra pena merece? Las malas acciones conllevan castigos, es así".

La mujer, a un medio nacional, también ha indicado que puede creerse que peca de "venganza", pero "no es así". "Pido cumplimiento de condena, creo en la reinserción y no apoyo la pena de muerte. No soy retrógrada ni vengativa. El dolor y el duelo son difíciles de llevar cuando te ves encerrado en tu casa sin poder ni caminar", indica. Y en la página de Facebook "Prisión Permanente Revisable en Vigor", Viéitez se dirige a quienes votaron contra esta pena: "A esos 162 votos que piden su derogación: ¿Podrían, por favor, decírmelo a la cara y hablarme de irresponsablilidad, desproporción, dignidad, crueldad o inhumanidad?". También la madre de Diana Quer, Diana López-Pinel, indicó a otro medio: "No solo hay que mantener la prisión permanente revisable, sino endurecerla".

Pulsa para ver más contenido para ti