28 de septiembre de 2017
28.09.2017

Suspendido por segunda vez el juicio a Sinaí Giménez por amenazar a un "zamorano"

La vista se ha pospuesto tras el fallecimiento del abogado del líder del clan de Los Morones

28.09.2017 | 10:05
Vista general de los juzgados de Vigo. // José Lores

Sinaí Giménez, el líder del clan de Los Morones y autoproclamado "príncipe de los gitanos" se enfrentaba esta mañana en Vigo a un proceso judicial por amenazas a un "zamorano". Sin embargo, la vista se ha suspendido tras el fallecimiento ayer de su abogado, Ignacio Peláez, magistrado en excedencia, exfiscal de la Audiencia Nacional, que fue abogado de Mario Conde y ejerció una de las acusaciones populares que llevaron a Baltasar Garzón ante el Tribunal Supremo. 

Fuentes del entorno de los 'morones' han confirmado a FARO que el abogado Antonio Catalá Polo, hermano del actual ministro de  Justicia, asumirá la representación de las personas del entorno de  Sinaí Giménez que irán a declarar al juzgado de Cangas el próximo 13  de octubre. 
 
Sinaí Giménez y su familia han expresado, a través de fuentes de su entorno, su "pesar" por la muerte de Peláez, a quien han calificado como "un gran profesional y muy humano". "Él no soportaba las injusticias, por eso asumió la defensa de Sinaí, casi altruistamente, al ver el atropello flagrante que se está cometiendo contra ellos", han proclamado dichas fuentes.

Los hechos se remontan a los enfrentamientos entre ambos clanes a raíz del conflicto por la presencia en los mercadillos de la provincia de Pontevedra. En ese contexto de tensión, el 6 de noviembre de 2015, Sinaí Giménez -acompañado de sus hermanas y otros treinta morones- se presentaron en la feria de Redondela donde los zamoranos habían instalado sus puestos "con intención de amedrentarle y forzarle a desmontar los tenderetes", señala la Fiscalía. En su escrito recoge que Sinaí le profirió a la víctima: "Te vamos a matar, vuélvete para Zamora; esta tarde voy a ir a tu casa para matarte a ti y a toda tu familia". El altercado finalizó con 40 identificados y la marcha de los gitanos castellanos a sus casas en Porriño escoltados por la Policía Nacional.

El fiscal requiere para el hijo del rey de los gitanos la pena de tres años y medio de prisión y una orden de alejamiento de la víctima de 500 metros, tanto de su vivienda como de su lugar de trabajo por un plazo de cinco años. Para sus dos hermanas y el 'morón', demanda penas de 2 años y medio y cuatro de alejamiento del "zamorano" presuntamente amenazado.

El juicio se suspende por segunda vez, tras ser pospuesto en junio debido a un cambio en la defensa de Sinái Giménez. El príncipe de los gitanos salió de prisión el pasado 16 de agosto tras pagar 50.000 euros de fianza y está en libertad provisional por la causa de amenzas a vendedores ambulantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook