Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 4 años de prisión por enviar cocaína de Paraguay a Vigo a través de correo postal

La Fiscalía sostiene que los portes iban destinados al domicilio de la hija del acusado, en Chapela

La droga se transportaba muy protegida y en pequeñas dosis. // P.N,

Cuatro años de prisión y una multa de más de 10.000 euros. Esta es la pena que solicita la Fiscalía para a un varón de 52 años de origen sudamericano, J.M.C.F. , por el supuesto envío de varios paquetes de cocaína desde Paraguay a Vigo a través de correos postales. Fue precisamente un error en el remite de uno de estos portes el que provocó el inicio de las diligencias y posterior detención del hombre en el aeropuerto de Peinador cuando se dirigía a comprobar si los envíos habían llegado en buen estado a su destino. El Ministerio Fiscal lo acusa de un delito contra la salud pública y ordena también el comiso de las sustancias estupefacientes y resto de efectos para su tratamiento. Según se expone en el escrito fiscal, fue decretada la prisión provisional comunicada y sin fianza para el varón tras ser detenido el 21 de septiembre de 2016 por el Juzgado de Instrucción 1 de Vigo, medida ratificada poco después por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Redondela.

Según informaron fuentes policiales en el momento de la detención, el varón residía desde hace nueve años en Paraguay y desde allí enviaba la droga a Galicia a través de correos postales de escaso volumen y bien protegidos para que no llamasen la atención en las aduanas. En el remite de estos envíos figuraba la dirección de una vivienda abandonada en Chapela, Redondela, que correspondería a la de su hija.El varón fue interceptado por los agentes en el aeropuerto cuando regresaba a la urbe olívica en uno de estos viajes de control y entrega de la cocaína. En total, como se explica en el escrito fiscal, le fueron hallados un total de "tres sobres" que contenían en su interior cocaína, "sustancia que causa grave daño a la salud", conteniendo cada uno un peso de 24,142 gramos, otro 23,807 gramos y un tercero de 25,021 gramos.

Un fallo en el remite

Aunque los hechos narrados por el fiscal daten de los meses de julio y agosto de 2016, la investigación surgió tiempo atrás a raíz del hallazgo de un sobre llegado de Paraguay con cocaína a un local de la calle Sanjurjo Badía.

Según explicaban desde la Policía Nacional en aquel momento, se trataría de "un envío mal direccionado, un error", ya que desde el local hostelero desconocían su contenido y tampoco figuraban en el destinatario. Tras revisar múltiples rutas de envío y origen de los paquetes, se descubrió que varios de ellos contaban con un una dirección de destino común: una vivienda abandonada en Chapela que se correspondería con la de la hija del acusado. La causa se encuentra próxima a juicio.

Compartir el artículo

stats