30 de junio de 2015
30.06.2015

Detenido en Madrid un menor por abusos a una niña con discapacidad en su colegio

La víctima, de 12 años, era forzada a hacer felaciones al arrestado, al que se investiga por tocamientos a otras alumnas con necesidades especiales

30.06.2015 | 02:12

La familia de una menor de 12 años con retraso mental madurativo ha denunciado que un menor de 14, que también tienen necesidades educativas especiales, abusó de ella en el colegio al que ambos asisten en Madrid, tras lo que el menor ha sido detenido y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

Fuentes de la Consejería de Educación de la comunidad de Madrid detallaron que la Inspección Educativa ha abierto una investigación al respecto, después de que el colegio Sagrado Corazón de la capital comunicara que la familia de una alumna había presentado una denuncia el pasado día 16 por abusos sexuales. Tras la interposición de esta denuncia, el colegio también inició su investigación y expulsó cautelarmente al alumno presunto autor de los abusos, después de que éste reconociese que los abusos se habían producido.

Los hechos habrían ocurrido en el interior de la clase, durante el horario lectivo, en el momento en que los profesores se ausentaban del aula por razones que no se han especificado. El detenido no solo realizaba tocamientos de todo tipo a la menor, sino que la obligaba a realizarle felaciones, siempre según la denuncia de la familia.

Según una amiga de la niña, el arrestado hacía lo mismo con otras alumnas, todas con necesidades especiales. La menor se sumió en una "espiral autodestructiva", según declaró la madre, que logró enterarse de lo ocurrido a través de una compañera. La progenitora comenzó a observar un comportamiento cada vez más extraño y preocupante en su hija, puesto que se arrancaba el cabello, se pintaba las piernas y las manos con típex, había dejado de comer y estaba extremadamente triste. La mujer se hizo pasar por la niña en un chat de WhatsApp para conseguir sacarle la información a una amiga de la menor. La niña admitió después lo que le había estado pasando durante meses y se derrumbó. La familia de la niña sospecha sin embargo que el menor imputado por estos hechos no sufre retraso mental alguno. Por el momento han sido interrogadas por la Policía cuatro personas y la familia presentará demandas contra el centro concertado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook