26 de mayo de 2015
26.05.2015

Tres años y medio de prisión para un hombre que intentó asfixiar a su exnovia en Moaña

-A la condena se le suman otros siete años con una orden de alejamiento -La Audiencia admite las lesiones, pero descarta un intento de homicidio

26.05.2015 | 02:22

El vecino de Tui acusado de intentar asfixiar a su exnovia, vecina de Moaña, en el centro de esta villa de la comarca fue condenado a un total de tres años y medio de prisión, así como a otros siete con orden de alejamiento, por lo que no podrá acercarse a menos de 300 metros de la víctima, de su domicilio o de su lugar de trabajo, ni comunicarse con ella por ningún medio. El juicio se celebró a finales de abril y la Audiencia dictó ahora la sentencia contra Roberto B.A. Lo considera penalmente responsable de un delito de "lesiones leves contra la mujer", así como de un "delito de coacciones graves" y de una falta de "vejación injusta de carácter leve contra la mujer".

El abogado de la víctima, José Luis Pena, había solicitado seis años y 11 meses de cárcel por "homicidio en grado de tentativa", además de detención ilegal. Sin embargo la sentencia no considera que se trate de un homicidio, por lo que el abogado estudia acudir a un recurso de casación contra el Tribunal Supremo, el único recurso posible contra esta sentencia.

Los hechos juzgados se remontan a finales del año 2011. El ahora condenado había quedado en libertad a la espera de juicio y la víctima decidió hacer públicas las presuntas agresiones para pedir protección. "Me cogió por el cuello e intentó asfixiarme, yo quise luchar contra él pero no podía, le pedía por favor que me soltara, pero me quedé medio inconsciente. Cuando volví en mí intentó asfixiarme de nuevo", relató entonces la víctima, asegurando que durante un momento pensó que no saldría con vida. El acusado insistió en todo momento al tribunal en que el relato era mentira.

Sin embargo, el tribunal, en su sentencia, "ha llegado a la convicción de que los hechos han ocurrido en la forma que se relata, con fundamento en las pruebas practicadas y las declaraciones orales en el juicio". Los testimonios de tres testigos de los hechos y la prueba pericial del forense fueron clave en la sentencia.

Y es que como consecuencia de la agresión la vecina de O Morrazo fue diagnosticada de "hematoma y contusión dorso-nasal, erosiones en cara anterior del cuello y en la región dorsal, así como dorsalgia", según reza la sentencia. Estas lesiones precisaron de una primera asistencia facultativa y tardaron 15 días en curarse. Como consecuencia de lo ocurrido el tribunal entiende probado que la víctima sufrió una "agravación o desestabilización de una sintomatología ansioso-depresiva en una personalidad compulsiva".

El fallo sí que absuelve a Roberto B.A. de los delitos de homicidio en grado de tentativa, de lesiones graves y de maltrato contra la mujer entre otras peticiones del abogado de la víctima, le condena a indemnizar a la morracense con un total de 3.525 euros por las lesiones y prejuicios ocasionados. También al sistema de salud, por los gastos ocasionados, le debe abonar 100,40 euros.

El tribunal provincial tiene en cuenta, como circunstancia atenuante, la alteración psíquica que sufría el agresor, , pues alegó tener alteradas sus facultades por la ingesta de cocaína a lo largo de aquella tarde-noche.

Sin embargo, la pena de 3,5 años es suficiente para que ingrese en prisión. Además, cuenta como circunstancia agravante la reincidencia en el delito de lesiones.

El abogado, José Luis Pena, valora que se haya logrado que el condenado esté "10 anos se poder ver á víctima".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook