20 de agosto de 2014
20.08.2014
Nueva tragedia en las carreteras

Un motorista de Moaña fallece en Bueu tras caer y golpearse el cuello con el quitamiedos

José Acuña, de 32 años, regresaba a casa desde su trabajo en una empresa del sector de la construcción

20.08.2014 | 02:22
El cadáver, tapado, en el lugar del accidente. // Santos Álvarez

El moañés José Acuña Ríos, de 32 años, falleció en la tarde de ayer en un accidente de moto cuando la Yamaha 125 que conducía, matrícula PO AY 2253, derrapó en una curva en la carretera local EP 1304, en la parroquia de Cela (Bueu), con tan mala suerte que el joven impactó contra el guardarrail o quitamiedos de la carretera y se golpeó el cuello provocándole una herida mortal. El accidente se produjo a las 20.40 horas cuando el vecino de Moaña, casado y padre de una hija de 12 años, regresaba de su trabajo en una empresa de construcción a su domicilio en Moaña.

Las causas del derrape se desconocen aunque algunas personas que acudieron a socorrer al joven descartaban que fuera por la velocidad. Atribuían el fallecimiento a la mala suerte ya que el motorista impactó con su cuerpo en una zona baja del quitamiedos, donde ancla al suelo, por donde no se pudo deslizar el cuerpo.

Las asociaciones de motoristas de España llevan años reclamando solución a la peligrosidad que los guardarraíles suponen para los motoristas. La instalación de estas vallas que funcionan como sistemas de protección para los coches son, sin embargo, un arma para los motoristas ya que las planchas metálicas funcionan como cuchillas, como ha sido este caso. El Congreso ya había aprobado hace unos años medidas para sustituir los guardarraíles más peligrosos en los puntos negros de las carreteras españolas y de hecho en muchos lugares se han ido modificando utilizando protecciones que rellenan el quitamiedos con poliespán, plásticos o madera y que ayudan a rebotar en caso de impacto. Pero muchas carreteras siguen contando con estas antiguas vallas que acaban con la vida de muchos motoristas o que provocan amputaciones.

Hasta el lugar del accidente se desplazó la Guardia Civil de Tráfico y la ambulancia del 061 con la unidad médica de Bueu que ya nada pudo hacer por la vida del vecino de Moaña. Parece ser que el joven falleció a los pocos minutos del impacto. Algunos de los presentes insistían en la mala suerte del joven que si hubiera caído solo unos metros antes o después se hubiera salvado pasando por debajo de la valla con todo su cuerpo.

El fallecimiento de José Acuña ha provocado gran consternación en Moaña en donde desde hace unos meses hay pintadas en guardarraíles del Corredor en Domaio que califican de asesinas estas vallas de protección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook