Un menor de 13 años ingresó en el Hospital Torrecárdenas de Almería con quemaduras graves después de que le arrojaran un producto químico, lo que le causó graves heridas en el rostro y el cuerpo. El adolescente, que llegó a ingresar en la UCI, evoluciona favorablemente. Fue un familiar suyo el que dio la alerta del suceso el pasado viernes. Según informó el 'Diario de Almería', el menor habría sido rociado por otro adolescente, amigos entre sí, cuando salía de la ducha, lo que le habría provocado quemaduras desde el cuero cabelludo hasta las rodillas, con especial incidencia en el rostro.