Un hijo del boxeador vigués Roberto Domínguez, J.L.D.G., en la actualidad en prisión, se sentó ayer en el banquillo en el Juzgado de lo Penal 1 de Vigo acusado de golpear y amenazar a otro joven, y de causarle daños en la moto. La fiscal pide que sea condenado a multas que suman 9.000 euros, mientras la defensa plantea la absolución. El presunto agredido -que casualmente estaba citado para otro juicio acusado de resistencia a agentes de la autoridad- fue expulsado de la sala por la juez, que le llamó la atención varias veces, la última y definitiva cuando acusó a una exnovia de "mentir" en relación con los hechos que se juzgaban.

Los hechos ocurrieron en 2005. El denunciante mantuvo que J.L.D.G. le golpeó y le amenazó de muerte en agosto de 2009 después de que él le atribuyese un robo del que fue víctima. "Es muy peligroso", dijo sobre el imputado, tras remarcar que su padre es Roberto Domínguez. El acusado, mientras tanto, negó la autoría de los hechos. "No tuve ningún encontronazo con él; me denunció por un robo que no cometí, pero pese a ello no tengo mala relación con él", aseguró.