Dos viandantes evitaron el pasado sábado el atraco a un estanco del distrito de Sant Andreu de Barcelona y consiguieron atrapar al ladrón hasta que llegó la policía, que después comprobó que el delincuente llevaba una pistola.