Una mujer de 49 años, María José S.C., fue hallada muerta ayer con diversas puñaladas en Madrid en el domicilio de su expareja, José Manuel G.C., de 50 años, que fue detenido.

La Policía acudió al domicilio en torno a las seis de la mañana, en el segundo piso del inmueble, en la calle Islas Bermudas del distrito madrileño de Fuencarral, donde fueron encontrados la víctima y el agresor.

La mujer acudió a la casa de su expareja porque éste le dijo que si no lo hacía se suicidaría; en un momento de la madrugada la mujer envió un mensaje a su pareja actual dándole a entender que le iba a dejar, lo que hizo sospechar a este hombre, que llamó a la hermana de la víctima y ésta, a su vez, a la Guardia Civil.

Por otro lado, Andina Pereira de Brito, una mujer de nacionalidad brasileña y de 35 años, fue encontrada muerta en su domicilio en la localidad vizcaína de Mungia con signos de violencia tras ser presuntamente estrangulada por su expareja.

La Ertzaintza detuvo al hombre, con el que la mujer acababa de romper una relación, dentro de la investigación para esclarecer lo sucedido, si bien el Departamento de Seguridad confirmó que se trata de un caso de violencia machista, informaron a EFE fuentes de la consejería.

La mujer fue hallada inconsciente en la vivienda por un familiar, que hacia las 13.15 horas llamó al teléfono de emergencias 112 para pedir ayuda.