Las autoridades mexicanas anunciaron ayer la detención de Manuel Plancarte Gaspar, investigado por asesinato de menores de edad, a los que al parecer se extraían sus órganos, y sobrino de uno de los capos del cártel de "Los Caballeros Templarios", Enrique Plancarte Solís.