23 de junio de 2013
23.06.2013

Detenido un vigués de 18 años por difundir por WhatsApp fotos de su exnovia desnuda

La Policía Nacional imputa también a seis menores por la distribución de las imágenes entre compañeros de instituto de la víctima - Un hermano de la adolescente alertó a su madre

23.06.2013 | 00:00
Una policía nacional especializada en delitos tecnológicos, durante una investigación. // Efe

El sexting, como se denomina a la difusión de imágenes de contenido sexual a través de telefonía móvil o internet, es una modalidad de ciberacoso cada vez más frecuente entre los jóvenes. Y el último caso acaba de ser detectado en Vigo, donde la Policía Nacional ha detenido a un chico de 18 años de edad por difundir supuestamente a través del servicio de mensajería instantánea de teléfono móvil WhatsApp fotografías de su exnovia menor desnuda entre sus compañeros de clase y otros estudiantes del mismo instituto. La operación se saldó con la imputación de otros seis menores, también de ese centro escolar, por los mismos hechos. La rapidez del operativo policial impidió que el material acabase en internet.

La investigación desarrollada por la Brigada de Policía Judicial de la comisaría viguesa arrancó a principios de marzo, cuando la madre de la víctima recibió en su propio teléfono cuatro fotografías de su hija desnuda. Las imágenes se las hizo llegar su otro hijo, mayor de edad, tras tener conocimiento de que estaban circulando por el instituto al ser alertado por dos compañeros que se las remitieron.

Iniciadas las indagaciones, los agentes dieron con los presuntos autores de esa distribución. Según se desprende de las diligencias practicadas, la adolescente se había hecho las fotografías y se las envió a su exnovio sin autorizarle a difundirlas, informa la Policía Nacional. Fue este joven de 18 años, el que finalmente fue detenido, el que dio inicio a la distribución de esas imágenes a través del teléfono móvil. El material comenzó así a circular entre compañeros de clase de la menor, así como entre otros alumnos y antiguos estudiantes del mismo instituto. Las fotos llegaron a ser compartidas en dos grupos diferentes de WhatsApp y fueron visionadas por al menos 25 jóvenes que fueron identificados por los policías.

Agresión

Entre las personas que tuvieron acceso a esas fotos se encuentra la actual novia del arrestado, menor de edad, que se enteró de que éste había recibido las imágenes tras contárselo una amiga. Esta chica, informan las mismas fuentes, llegó supuestamente a agredir a la víctima de este caso de sexting en el centro educativo por haberle remitido al arrestado las fotografías.

Tanto la detención del excompañero sentimental de la víctima como la imputación de los otros seis menores se fundamentan en la difusión de las imágenes, y no en la mera recepción de las mismas. Ninguno de ellos contaba con antecedentes policiales hasta el momento. El joven de 18 años, al que la Policía imputó un delito de descubrimiento y revelación de secretos, pasó a disposición del juzgado de guardia de Vigo. Mientras, la Fiscalía de Menores de Pontevedra abrió otro procedimiento judicial a los otros seis implicados.

El sexting se ha disparado en toda España. Y la provincia de Pontevedra no es una excepción a esta situación: en Vigo se detectó recientemente otro caso de difusión de imágenes eróticas de una menor también en un centro escolar y en los últimos meses hubo más investigaciones similares en Vilagarcía o Sanxenxo. Una ruptura, una enemistad u otro tipo de conflictos suelen ser la causa de que unas imágenes cedidas inicialmente por la víctima acaben saltando de la esfera privada al mundo virtual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook