12 de abril de 2013
12.04.2013
Faro de Vigo
En Ciudad Real

Un hombre mata a sus dos hijos y a su suegra y se suicida

Los cuerpos estaban en la casa del supuesto asesino, separado recientemente y cuyos hijos tenían 14 y 5 años

12.04.2013 | 18:20

Un hombre ha matado a sus dos hijos y a su suegra en su casa de la localidad ciudadrealeña de Manzanares y después se ha suicidado.

La Guardia Civil ha hallado los cuerpos sin vida de las cuatro personas en el interior del domicilio familiar sobre las cinco de la tarde, después de requerir la actuación de los bomberos para que abrieran la puerta.

Los agentes fueron a la vivienda, en la calle San Francisco de Asís, número 62, porque un familiar había alertado de que los niños, de 14 y 5 años, no habían ido al colegio.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, los cuatro fallecidos son de nacionalidad española y las primeras líneas de investigación apuntan a que el padre habría matado a sus dos hijos y a su suegra con un arma de fuego, y que posteriormente se habría quitado la vida.

Las identidades son las siguientes: el padre y presunto homicida es A.C.A., de 45 años; la suegra, C.C.C., de 70; y los niños A.C.S. y J.C.S., de 14 y 5 años respectivamente.

El alcalde de Manzanares, Antonio López de la Manzanara, ha expresado el dolor que se siente en el pueblo por este suceso que ha acabado con una familia de una "forma tan desgarradora".

Ha explicado que, dado que se han encontrado los cadáveres tras el aviso de un familiar por la ausencia de los niños esta mañana en el colegio, se está investigando la hora de la muerte, que se determinará al realizarles la autopsia.

La esposa se había marchado del domicilio familiar hace unos días, al parecer a Gijón, y hoy, tras ser localizada a través de la familia y haberle informado de lo ocurrido, ha emprendido el viaje hasta Manzanares.

El alcalde ha comentado que el presunto homicida era natural de la localidad vecina de Membrilla, aunque llevaba bastantes años viviendo en Manzanares, de donde es la madre.

Por su parte, compañeros del instituto Azuer, donde estudiaba el hijo mayor, de 14 años, han señalado que no había ido a clase, como tampoco había asistido al colegio el hermano pequeño de cinco años, pero han comentado que habían visto que había tenido actividad en el sistema de mensajería móvil "whatsapp" hasta el mediodía.

Un vecino del edificio, Francisco López, ha explicado que el presunto parricida era muy aficionado a la caza, y de hecho, las fuerzas y cuerpos de seguridad han sacado de la vivienda varias escopetas, con alguna de las cuales al parecer ha efectuado los disparos.

López ha dicho que el hombre trabajaba en Madrid en una empresa de hacer pozos por lo que pasaba la mayor parte del día fuera de casa.

Una sobrina del presunto parricida ha comentado que la pareja llevaba veinte años casados y que la madre, que se había ido del domicilio después de Semana Santa, tenía intención de separarse pero no había iniciado los trámites.

La calle San Francisco de Asís ha estado acordonada durante buena parte de la tarde, hasta que la juez ha ordenado el levantamiento de los cuatro cuerpos, que han sido trasladados al tanatorio municipal de Manzanares para practicarles la autopsia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook