La Policía Local de Vigo detuvo ayer, en Tomás Alonso, a un presunto maltratador tras dar con él de la forma más inverosímil: persiguiendo a su perro. El can llamó la atención de los agentes porque casi ocasiona un accidente con un ciclomotor. Al seguirlo para localizar a su dueño, la policía se topó con un hombre -M.S.A.T, nacido en 1955-, que reconoció que el animal era de su pareja, a la que empezó a insultar. La mujer acudió al lugar de los hechos y confesó a los agentes que M.S.A.T la maltrataba psicológicamente. El hombre, que tenía un cuchillo en su bolsillo, la amenazó de muerte, por lo que lo detuvieron.