Cuatro personas, hermanos entre ellos, fueron detenidos en Cadrete (Zaragoza) por su supuesta implicación en la muerte de Vanesa Barredo, de 27 años, cuyos restos descuartizados se atribuyeron en un principio a la vecina de Ricla Pilar Cebrián, quien también está desaparecida. Uno de los arrestados era pareja de la víctima. Fuentes de la Policía Nacional informaron de que los arrestados pasarán hoy a disposición judicial por su implicación en una desaparición y homicidio.

Las fuentes policiales señalaron que constaba una denuncia por la desaparición de Vanesa Barredo interpuesta hace un mes, aunque los vecinos confirmaron a los medios que dejaron de verla en torno al mes de julio. Dado que el suceso se encuentra bajo secreto de sumario, una de las vecinas de la joven, María Pilar, solo reconoció que los cuatro detenidos eran hermanos y que la noche en que "se supone que fue el problema" avisaron al 116, el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. "No somos ni sordos ni ciegos, tenemos oídos y las paredes son de papel", añadió María Pilar en alusión a las posibles discusiones que se producían en la vivienda, una antigua portería de la Avenida de Zaragoza 8, en la que Vanesa llevaba viviendo un tiempo con su marido y su hija de dos años.